Cayó la venta de vehículos usados; en los utilitarios alcanza el 50%

Las concesionarias locales consideran que la situación de incertidumbre que vive el sector agropecuario es una de las principales causas de la baja. Aseguran que un sistema de créditos aliviaría la situación.
La Cá­ma­ra del Co­mer­cio del Au­to­mo­tor (CCA) anun­ció que el país ca­yó un 17 por cien­to la ven­ta de ve­hí­cu­los usa­dos con res­pec­to al año pa­sa­do. Las con­ce­sio­na­rias de Río Cuar­to con­fir­man es­ta ci­fra y se­ña­lan que en el ca­so de los uti­li­ta­rios la dis­mi­nu­ción al­can­za has­ta el 50 por cien­to. Con­si­de­ran que es­ta si­tua­ción se de­be al con­flic­to en­tre el Go­bier­no na­cio­nal y el cam­po y a la pos­te­rior cri­sis mun­dial.

“La ven­ta de uti­li­ta­rios ha ba­ja­do un 40% con res­pec­to a ene­ro del año pa­sa­do, por­que el cam­po es­tá en de­sa­cuer­do con el Go­bier­no y an­te el con­flic­to no com­pran. La gen­te es­tá guar­dan­do. Con­sul­tas re­ci­bi­mos pe­ro no hay ope­ra­cio­nes con­cre­tas”, se­ña­la Ro­ber­to Zuc­chi, pro­pie­ta­rio de la con­ce­sio­na­ria que lle­va su nom­bre. Por su par­te, Ru­bén Cag­no­lo, co­mer­cian­te de au­to­mo­to­res de la ciu­dad, con­si­de­ra que la ven­ta de ve­hí­cu­los usa­dos, en los úl­ti­mos me­ses, ha ba­ja­do un 20 por cien­to y en el ca­so de los uti­li­ta­rios un 50%.

El in­for­me de CCA in­di­ca que, a ni­vel na­cio­nal, du­ran­te ene­ro se pro­du­jo una su­ba del 11 por cien­to en la ven­ta de ve­hí­cu­los usa­dos, con res­pec­to al mes de di­ciem­bre. Sin em­bar­go, los em­pre­sa­rios con­sul­ta­dos afir­man que ellos ya ob­ser­va­ban la mer­ma en el úl­ti­mo mes del año pa­sa­do a pe­sar de que es cuan­do la gen­te que tra­ba­ja en la zo­na ru­ral re­nue­va sus ca­mio­ne­tas.

“Nos lla­mó la aten­ción por­que es­ta si­tua­ción ya se da­ba en di­ciem­bre, cuan­do la gen­te del cam­po más com­pra por­que tie­ne IVA ne­ga­ti­vo y ne­ce­si­ta com­prar”, in­di­ca Zuc­chi. En es­te sen­ti­do, Al­ber­to Prín­ci­pe, pre­si­den­te de CCA, con­si­de­ró: “Es­te ti­po de fre­no son co­mu­nes en mar­zo, por la vuel­ta a cla­ses y la de­ci­sión del clien­te de re­cu­pe­rar lo que in­vir­tió en sus va­ca­cio­nes, pe­ro no pa­ra es­ta épo­ca”.

Se­gún las ci­fras pu­bli­ca­das por la CCA, du­ran­te ene­ro de 2008 en nues­tra pro­vin­cia se co­mer­cia­li­za­ron 15.673 uni­da­des, mien­tras que en el mis­mo mes de 2009, se ven­die­ron 12.879. Des­de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio Au­to­mo­tor de Cór­do­ba co­men­ta­ron: "En Cór­do­ba el im­pac­to fue una ba­ja de ca­si 18 por cien­to, le­ve­men­te ma­yor que a ni­vel na­cio­nal, que se ubi­có en 17 por cien­to, lo cual es más que preo­cu­pan­te pa­ra el sec­tor".

No obs­tan­te, des­ta­ca­ron que com­pa­ra­do con di­ciem­bre se re­gis­tró una su­ba del or­den del 14 por cien­to y res­pec­to a pro­vin­cias co­mo San­ta Fe, Cór­do­ba sor­teó me­jor la re­trac­ción ya que en la ve­ci­na pro­vin­cia la caí­da fue del 25 por cien­to.

En es­te sen­ti­do, Ga­briel Cues­ta, de Aus­tral Au­to­mo­to­res, con­si­de­ra que el mes de ene­ro ha si­do me­jor que di­ciem­bre, cuan­do las ven­tas fue­ron “muy ma­las”. A su vez, el co­mer­cian­te in­di­ca que es­pe­ra que las ven­tas se reac­ti­ven por­que se es­pe­ran bue­nas co­se­chas en nues­tra re­gión de­bi­do a que las llu­vias han si­do abun­dan­tes.

Las dis­tin­tas con­ce­sio­na­rias de Río Cuar­to con­si­de­ran que la re­trac­ción en las ven­tas, prin­ci­pal­men­te de ve­hí­cu­los uti­li­ta­rios, se de­be a la cri­sis que en­fren­ta el cam­po. Se­ña­lan que de­bi­do a que la si­tua­ción to­da­vía no es cla­ra pa­ra es­te sec­tor, los pro­duc­to­res no es­tán in­vir­tien­do en au­to­mo­to­res. Ade­más, in­di­can que, en el con­tex­to del con­flic­to agra­rio, des­de mar­zo del año pa­sa­do ya se pu­do ver la caí­da en las ope­ra­cio­nes.

Los cré­di­tos

Otro de los pro­ble­mas que se­ña­lan los co­mer­cian­tes es la fal­ta de cré­di­tos que per­mi­tan ac­ce­der a los ve­hí­cu­los. Al res­pec­to, en una no­ta pu­bli­ca­da el 19 de ene­ro en PUN­TAL, el pre­si­den­te de CCA, ya ad­vir­tió: "La cri­sis fi­nan­cie­ra mun­dial hi­zo que en nues­tro país to­dos los ban­cos le­van­ten sus lí­neas de cré­di­to pa­ra la com­pra de au­tos usa­dos. Si el sec­tor no re­ci­be fi­nan­cia­mien­to du­ran­te 2009, las pers­pec­ti­vas apun­tan a ser muy ma­las".

Una de las al­ter­na­ti­vas que la CCA con­si­de­ra via­ble pa­ra pa­liar la si­tua­ción, y que ya hi­zo lle­gar al Mi­nis­te­rio de Pro­duc­ción, es que el Go­bier­no im­ple­men­te una lí­nea de cré­di­tos pa­ra la com­pra de au­tos usa­dos.

“Es­te plan ayu­da­ría a man­te­ner el vo­lu­men de ven­tas del año 2008. Si no se mue­ven los usa­dos, en­ton­ces tam­bién se fre­na la de­man­da de 0 ki­ló­me­tro. Un con­su­mo in­cen­ti­va al otro”, di­jo Prín­ci­pe. Por su par­te, el em­pre­sa­rio lo­cal Zuc­chi tam­bién se­ña­ló que co­mo no hay ven­ta de ve­hí­cu­los nue­vos, tam­po­co hay ven­ta de usa­dos.

Ade­más, el re­pre­sen­tan­te de CCA in­di­có que la caí­da en las ven­tas tu­vo su im­pac­to en los pre­cios, ya que los au­tos usa­dos hoy tie­nen una ba­ja en los va­lo­res del 15%. Las con­ce­sio­na­rias de Río Cuar­to en­tre­vis­ta­das coin­ci­den en es­ta apre­cia­ción. “En es­te mo­men­to hay ofer­ta de ve­hí­cu­los usa­dos pe­ro al no es­tar al me­jor cos­to, mu­chos no los ven­den pa­ra com­prar el 0 km”, in­di­có Ru­bén Cag­no­lo.

Una si­tua­ción na­cio­nal

Los da­tos que ofre­ció la CCA ad­vier­ten que en el pri­mer mes de 2009 se co­mer­cia­li­za­ron un to­tal de 109.300 ve­hí­cu­los usa­dos, un 17% me­nos que en mis­mo mes de 2008, cuan­do se ven­die­ron 133.191 uni­da­des usa­das. Ade­más, el in­for­me in­di­ca que la úl­ti­ma caí­da, com­pa­ran­do las ven­tas de los me­ses de ene­ro, se ha­bía pro­du­ci­do en 2002.

An­te es­ta dis­mi­nu­ción en las ven­tas Al­ber­to Prín­ci­pe se­ña­ló: “Co­mo las ven­tas de­ja­ron de es­tar en un vo­lu­men ra­zo­na­ble, mu­chos ne­go­cios cae­rán en la inac­ti­vi­dad. Na­die pue­de man­te­ner un em­pren­di­mien­to si no hay mo­vi­mien­to, por lo que los de­sem­pleos co­men­za­rán a cre­cer rá­pi­da­men­te si es­to no cam­bia”.

Comentá la nota