Cayó la venta al exterior de cítricos

La campaña citrícola 2009 finalizó con una caída del 29% en el volumen total de exportaciones respecto de 2008. En limón, la disminución fue más estrepitosa: llegó al 41%. Las perspectivas para 2010 no son las mejores. Incidirán en la oferta los daños por heladas y por sequía.
Con la partida desde el puerto de Buenos Aires de los últimos 300 pallets de naranjas tardías rumbo a Inglaterra finalizó la campaña citrícola 2009, en donde el global de la actividad nacional reportó una caída del 29% del volumen exportado respecto de 2008.

No hay duda que la mayor incidencia en la disminución del volumen nacional obedeció a las menores exportaciones de limones, cuyo principal origen es Tucumán, ya que experimentó una caída de casi el 41% en los envíos al exterior si se lo compara con los registros del año pasado, informó el diario tucumano la Gazeta.

Durante la campaña 2008 se había alcanzado un volumen de 335.674 pallets de limones exportados frente a los 198.148 pallets que zarparon este año de los diferentes puertos argentinos rumbo a distintos países del mundo.

En segundo lugar de importancia estuvieron las mandarinas, cuyo volumen este año creció en relación con el de 2008. Superado en más del 15 % los envíos a los puertos del mundo, cabe el reconocimiento al excelente trabajo que realizaron los exportadores del litoral argentino. Con un género de excelente calidad, lograron conquistar más clientes a lo largo de todo el año. Los volúmenes exportados en mandarinas ascendieron casi a 98.000 pallets.

El tercer lugar en volumen lo ocupó la naranja. El total exportado representó una caída de 21% con respecto a 2008. Había comenzado un año con malos precios, principalmente en los mercados de la Unión Europea, pero el valor experimentó un repunte sobre el final de la campaña exportadora, que en algunos casos se extendió hasta finales de noviembre inclusive.

El volumen exportado de naranjas ascendió a 91.860 pallets.

Comentá la nota