Cayó el Tarifazo.

Tras dos meses de protesta en Florencio Varela, el gobernador Daniel Scioli ordenó anoche la suspensión del tarifazo de agua y cloacas al recibir una queja del jefe comunal.
La medida fue confirmada por el propio intendente a este diario: "No se puede aumentar la tarifa cuando el agua no es potable. Esto le dije a Daniel y enseguida lo entendió", aseveró Julio Pereyra. El Jefe del Gabinete provincial, Alberto Pérez, instruyó a ABSA y al OCABA para que arbitren las medidas necesarias para dar marcha atrás y por 90 días hasta tanto se arme un nuevo cuadro tarifario, además de buscar inmediatas soluciones para con el agua no potable. Se suspendería la junta de firmas que declaran persona no grata a Daniel Scioli, de los clientes varelenses de ABSA.

La causa de los vecinos de Florencio Varela contra el tarifazo de Aguas Bonaerense, sumada al reclamo de la iglesia por el servicio de agua que no es potable, tuvo ayer por la tarde un vuelco fundamental cuando Daniel Scioli, gobernador del estado bonaerense instruyó a su Jefe de Gabinete (Alberto Pérez) para que suspenda el incremento de las tarifas y ordene al Organo Contralor de Aguas Bonaerenses (OCABA) todo tipo de controles de los pozos de agua de Florencio Varela.

El giro que tomó este reclamo, iniciado en setiembre del año pasado por el Decanato de Florencio Varela, en la persona del padre Gino Gardel y con el acompañamiento de todas las parroquias varelenses, al difundir una carta de denuncia sobre agua no potable por altos contenidos de Nitritos y Nitratos, se apoyó ayer en una fuerte queja desde la intendencia municipal de Florencio Varela, en la persona de Julio Pereyra, al Jefe de Gabinete provincial ante la reticencia de la Ministro de Infraestructura provincial, Cristina Alvarez Rodríguez, sobrina nieta de María Eva Duarte de Perón, de dar marcha atrás al cuadro tarifario de Marzo pasado, que el gobernador Scioli refrendara el año pasado con el Decreto 3144/08.

reclamos vecinales

A fines de febrero pasado llegaron las facturas del servicio de agua y cloacas para los meses de marzo-abril con aumentos que trepaban al 600%. Esto provocó que los vecinos, nucleados en la Sociedad de Fomento Varela Centro, comenzaran a reunirse y protestar. Los reclamos llegaron a ABSA Varela. Al mismo tiempo el presidente de la empresa decía en los medios de la provincia, pero nunca en los de Varela, que el aumento alcanzaba solo al 10% de la totalidad de los usuarios. Dos meses después diría al diario La Nación que se había equivocado, que en realidad el aumento era para todo el mundo. En las cuatro asambleas de vecinos se reclamó calidad y cantidad del servicio, porque de otra manera no se podía aplicar el aumento. ABSA envió a su gerente comercial. El ministerio de Infraestrucura a su vive ministro y el OCABA a dos empleados. Las autoridades se negaron siempre a bajar las tarifas. Hubo actitudes de soberbia ante los vecinos. La empresa negó que el agua estuviese contaminada (para que asi lo sea no debe pasar los análisis bacteriológicos) pero no habló nunca de agua No Potable para el consumo humano, como hoy lo está. Los vecinos no se dieron por vencidos y siguieron reclamando. En estos días comenzó la campaña de lograr firmas de los usuarios de ABSA para declarar Persona No Grata a Daniel Scioli. Y comenzaron a recorrer los barrios. Varela al Día siguió preguntando por la responsabilidad de los concejales y las legisladoras provinciales. Se pudo conocer que finalmente accedieron a tomar parte. Julio Pereyra les pidió que se reúnan con el ministerio de Infraestructura y el directorio de ABSA. Asi fue, el martes pasado. Se supo que fue una reunión por demás caliente, de la que nada salió en positivo. Las planillas seguían recorriendo los barrios y la gente estampaba su firma. El diario Crónica dio a conocer la batalla del agua en su portada del miércoles pasado. Y sabido es la injerencia de un medio nacional. Anoche llamamos a Julio Pereyra para confirmar los hechos:

"Le dije al Jefe de Gabinete y a Daniel Scioli que no era nada justo el aumento aplicado a los usuarios de Varela, cuando el agua no es potable. Le di todo tipo de argumentos, además de contarle el malestar de nuestra gente. Scioli me escuchó y ordenó a Alberto Pérez que notifique a ABSA y al OCABA de la suspensión del aumento por tres meses. En este tiempo se habrá de estudiar, supongo, un nuevo cuadro tarifario", dijo textualmente a Varela al Día.

La batalla del agua fue ganada con el empuje de distintos actores. Sobre todo la gente que salió a manifestar que la unión hace la fuerza y entre todos se pueden modificar las cosas y lejos de todo tipo de contonación política.

Comentá la nota