Se cayó la sesión por la ley de viviendas de Jaque porque el PJ no logra los votos

El bloque de senadores justicialistas permitió el inicio del tratamiento sobre tablas pero como le faltaban apoyos claves del radicalismo, logró que el PD se levantara para no hacer la votación. Fracasaría también la sesión especial de mañana.
El bloque de senadores justicialistas decidió comenzar el tratamiento sobre tablas de la ley de viviendas de Jaque pero le faltaban dos votos claves: la justicialista Elizabeth Fernández de Merino (se opone al proyecto y viajará a Buzios) y el demócrata Aldo Giordano (fue operado recientemente). Pero como además necesitaba apoyo del radicalismo, logró que el PD se levantara para no hacer la votación. No se discutiría la iniciativa hasta dentro de 15 días, por lo que la sesión especial prevista para mañana también está condenada al fracaso.

Así las cosas, este mediodía, el oficialismo con la oposición, estaban iguales en 17 votos, por lo que esperaba el acompañamiento de algún radical para definir la votación, más allá de que estaba ausente el vicegobernador Cristian Racconto (quedó a cargo de la gobernación), y que ese voto podía subsanarse con el de la senadora Miriam Gallardo quien quedó a cargo de la presidencia del Senado, y de esta manera desempatara a favor del oficialismo.

Por su parte, el propio intendente de Junín, Mario Abed, había llegado a la Casa de las Leyes para dar su aval al proyecto de la oposición, y pidió que se le agregue la descentralización de fondos provinciales y nacionales para la construcción de viviendas sociales y de emergencia. El jefe comunal dijo que en Junín además de hacer la casita de 20.000, podría construir con 75.000 pesos el tipo de viviendas que hace el IPV.

Sin embargo, poco antes de la votación, cuando sólo faltaban dos oradores, se pidió un cuarto intermedio y fue en ese momento cuando apareció el legislador cobista que faltaba, Abel José, lo que provocó el enojo de oficialistas y demócratas, que tenían entendido que estaba enfermo, mientras que otras versiones lo hacían en San Luis.

Esta no fue la única polémica, ya que desde el justicialismo se acusó al presidente del ConFe, Juan Carlos Jaliff, de obligar a votar a otros dos legisladores de su partido, una de las cuales sería Josefina Abdala.

Frente a ese cuadro, que ponía al cobismo con 18 votos y dejaba al justicialismo con 17, provocando que el proyecto aprobado fuera el de la oposición, el partido demócrata decidió retirarse del recinto, mientras que el PJ pidió un cuarto intermedio hasta mañana que fue rechazado por el cobismo.

No obstante, mañana por la tarde está previsto una sesión especial, aunque desde el interbloque del Frente Cívico Federal ya adelantaron que no se presentarán, por lo que esta se caería por falta de quorum.

Comentá la nota