Cayó la recaudación durante los primeros meses del año

La coparticipación que se recibió en enero fue de casi un millón de pesos menos que la proyectada. Esto se suma a una caída en el cobro de las tasas municipales. El secretario de Economía y Finanzas del municipio, Matías Civale, explicó que la situación no es “alarmante”, aunque instó a discutir el dinero que recibe cada municipio de la Provincia.
Si bien aun faltan ajustar algunos vencimientos correspondiente a febrero, desde el Ejecutivo comunal informaron que durante los primeros meses del año cayó la recaudación. Si bien la situación por el momento “no es alarmante”, de no revertirse está tendencia la situación financiera del municipio podría complicarse.

En diálogo con LA VOZ, el secretario de Economía y Finanzas, contador Matías Civale, realizó un balance de las finanzas municipales al transcurrir el primer bimestre del año. En tal sentido, señaló que actualmente los gastos se incrementaron y los recursos están disminuyendo, situación que ha sido posible ser afrontada gracias al trabajo que han venido realizando durante estos último años.

En primer lugar, con respecto a la recaudación explicó que “básicamente se divide en dos partes: el dinero que ingresa por la coparticipación y por los recursos propios. En tal sentido, en enero del año pasado por coparticipación ingresó 4.500.000 de pesos, mientras que el mismo periodo del corriente año se recibió 4.150.000 de pesos. Esto significa que no está en los niveles que estaba previsto, de aproximadamente cinco millones, y que también decreció en términos nominales”.

TASAS

Por otra parte, respecto al otro punto, el funcionario explicó que los números correspondientes a los ingresos por recursos propios, se hace “difícil de calcular a esta altura” porque el año pasado las tasas se cobraban bimestralmente y ahora son mensualmente. Por eso, hasta que no esté realizado el relevamiento total de febrero -por un bimestre- no se sabrá en la comparación el dinero que ingresó correspondiente a las tasas.

De todas maneras, el contador explicó que a pesar que aun no se registraron todos los vencimientos, en cantidad de contribuyentes se lleva registrada una caída de un 4 por ciento respecto al mes anterior, sobre todo en la tasa Vial que es la que se está monitoreando de más cerca debido a la situación que atraviesa el sector y que va más allá de la crisis económica.

Por su parte, la tasa unificada también ha registrado una merma, no tanto como la Vial, debido a un nivel menor de actividad económica relacionada con los montos declarados por los distintos contribuyentes. Por lo tanto, está situación va a influir en una menor recaudación.

SALARIOS

Como se informó la semana pasada, los municipales realizarán en unos días un pedido de aumento de sueldo que, si bien aun no está definido, podría rondar en un 25 por ciento. En tal sentido, el secretario de Economía explicó que dicho tema forma parte de otra cuestión que será discutida en una mesa salarial.

“En lo personal, me parece que como lo venimos diciendo hace cinco o seis meses, cuando vislumbrábamos está situación, se deben tomar medidas para monitorear mejor y tener un mayor control de la recaudación. Por lo tanto, si bien el nivel no es preocupante, hay que ver distintas cuestiones para que el panorama no se agrave”, sentenció el funcionario.

Civale explicó que en comparación con la media de otros municipios, la situación de Tandil está bien. Esto le permite tener en la actualidad cierto aire para poder afrontar el pago de los sueldos. Empero, el panorama se podría llegar a revertir y ser similar al de otras comunas bonaerense, donde actualmente no se están pagando los salarios e, inclusive, hay otros en donde aun no se pagó el aguinaldo.

“Replantear” la coparticipación

Este panorama está relacionado con que con la crisis aumenta la demanda social y se deben comenzar atender otras situaciones, como es el subsidio del empleo y la asistencia a trabajadores desempleados. Pero además, hay compromisos vigentes que aumentaron su presupuesto, como es el plan de Repavimentación, que se deben afrontar.

En tal sentido, Matías Civale explicó que “dado este panorama se dejan de recaudar fondos y poner dinero en otros lugares que no estaban previstos. Por eso, en cuanto a los gastos, se deben adoptar medidas para poder afrontarlos. Pero además, los recursos también irán mermando como consecuencia de recibir menos coparticipación y ante una posible caída de las tasas municipales. Por eso, ante esta situación, nos vamos a ir consumiendo el manejo financiero que habíamos hecho y que nos había permitido que actualmente exista cierta tranquilidad”.

En definitiva, el contador Matías Civale explicó que “el colchón financiero” es lo que le va a permitir al municipio de Tandil tener un poco más de aire durante los próximos dos o tres meses, ya que la crisis se viene acentuando. Por eso, añadió que tarde o temprano se va a tener que “replantearse” la coparticipación que le corresponde a cada municipio porque sino el panorama futuro será preocupante.

Comentá la nota