Cayó prueba importante por negligencia de la parte en juicio por daño ambiental en el bañado La Estrella

En el marco del juicio por Daños y Perjuicios promovido por la comunidad indígena de “El Descanso” contra la Provincia de Formosa, la Jueza Civil y Comercial N° 5 decretó la caducidad de la prueba pericial antropológica que había solicitado la abogada de los demandantes, ante la falta de actividad para diligenciar la misma.
Hay que recordar que en el juicio se reclama a la Provincia por un monto histórico superior al millón doscientos mil pesos ($1.200.000), en concepto de Daño Moral, Daño Ambiental y Daños Materiales, provocados, según afirman los demandantes, por las obras del bañado “La Estrella”.

Estando el juicio en plena etapa de pruebas, durante todo el año 2008, no se registró actividad alguna por parte de quien promoviera el juicio, habiéndose ordenado por parte de la Sra. Juez Civil, Dra. García Nardi, que el Superior Tribunal de Justicia se hiciera cargo del costo de la pericia antropológica que se había solicitado en su momento, señalándose el día 15 de diciembre de 2008, que en el plazo de cinco (5) la parte interesada presente el oficio que debía librarse al STJ para diligenciar el anticipo de fondos para la pericia.

En la misma resolución, la magistrada hace saber a la letrada que de acuerdo al Art. 460 del Código Procesal Civil “la falta de depósito dentro del plazo importará el desistimiento de la prueba”. Sin embargo y pese al plazo concedido, la demandante no hizo ninguna gestión para obtener los fondos oficiales que iban a cubrir el costo de los peritos antropólogos que debían trasladarse a la zona del conflicto para producir su informe.

A pedido de la demandada

Siendo así y a pedido de la demandada, Provincia de Formosa, se aplicó el apercibimiento ya mencionado y se dio por desistida a la actora de la prueba pericial ofrecida.

La misma resolución judicial es didáctica cuando recuerda que el proceso civil es eminentemente dispositivo, es decir, depende del impulso de las partes, como así también que la carga de la prueba incumbe a quien invoca un hecho que deba ser objeto de prueba. Si el interesado en determinada prueba no lo diligencia como corresponde, la prueba cae como consecuencia de esa negligencia, porque el Juez, en el proceso civil no puede suplir la inactividad de las partes.

En el mismo juicio, la misma parte demandante también perdió la oportunidad de contar como prueba con el expediente administrativo del Ministerio de Obras y Servicios Públicos de la Provincia, que contiene valiosa documentación sobre la obra del bañado “La Estrella”, y que tampoco fue debidamente diligenciada.

La caducidad de pruebas importantes, por inactividad de la apoderada de la mencionada comunidad aborigen, tanto de la pericial antropológica como de la documental, van a ser un grave obstáculo para conocer con certeza, la magnitud del daño invocado por los demandantes en un litigio que podía ser emblemático por las cuestiones ambientales involucradas.

Comentá la nota