Cayó 52% la producción de yerba en Corrientes

Tanto la sequía como la plaga denominada “rulo” complicaron notablemente al sector y se retrasó la cosecha. Misiones también registra pérdidas del orden del 35%.
La prolongada sequía que se profundizó en los últimos meses de 2008, pero que viene registrándose ya desde hace varios años, sumada a plagas que complicaron al cultivo, generaron una caída del orden del 52% en la producción de yerba mate de Corrientes para esta cosecha.

Según estimaciones de reparticiones públicas vinculadas al sector, la sequía y el ataque de la plaga denominada “rulo” causaron la pérdida del 52% de la producción de yerba en la Provincia, motivo por el cual se reclamó desde el sector ser incluidos en la última emergencia agropecuaria dictada.

“La sequía y el rulo pegaron fuerte. En el Norte de Corrientes se produce aproximadamente 100 millones de kilos de yerba, con lo que se vio afectado cerca de 50 millones de kilos. Aún así estamos a la espera de que la situación mejore con el retorno de las lluvias”, explicó el director por Corrientes en el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), Esteban Fridlmeier.

Pese a los datos, por demás desalentadores, referentes del sector esperan que las pérdidas puedan llegar a ser menores en algunas localidades cómo Colonia Liebig‘s; aunque aún no hay medidas concretas oficiales para mitigar la caída.

Los yerbateros de la zona Sur de Misiones también sufrieron los embates de la sequía y del rulo, pero en menor grado. De acuerdo a estimaciones de la Asociación de Productores Agropecuarios Zona Sur (APAZUR), se habla de pérdidas del orden del 30 al 35%; con lo cual se dejarán de cosechar casi 70 millones de kilos de hoja verde.

Esta baja en la cantidad de producción implicará una pérdida de casi $20 millones para los productores misioneros. La merma en los ingresos también repercutirá en la rentabilidad de los tareferos y contratistas, quienes también dependen de la cosecha de la materia prima.

Cosecha demorada

Tanto la falta de lluvias como el ataque del rulo, ocasionaron importantes demoras en la cosecha de hoja verde.

“Por los problemas se atrasó casi seis meses la cosecha de yerba. Ahora con las últimas lluvias recién se está comenzando a revertir la situación, y esperamos que continúe en esta senda”, indicaron desde APAZUR.

A la etapa de fuertes precipitaciones de octubre de 2008 le siguió una profunda sequía, entre noviembre y fines de enero.

Comentá la nota