Cayó la producción petrolera.

En Neuquén la extracción de crudo disminuyó 4,2 por ciento en 2008, con respecto al año anterior. A nivel nacional la merma fue del 1,8 por ciento.
Durante 2008, por séptimo año consecutivo, bajó la producción de petróleo en el país, y alcanza a una década si se excluye el virtual estancamiento de 2001.

Esta vez la caída fue del 1,8% en términos interanuales, alcanzando 36,6 millones de metros cúbicos, y acumula una caída del 25,6% respecto de su máximo de 49,1 millones de metros cúbicos en 1998, según un informe de la consultora Economía & Regiones, en base a datos provisorios. En Neuquén la merma fue aún mayor: 4,2%.

Mientras que la producción de gas se retrajo 1% a nivel nacional y en Neuquén 2,3%.

En cuanto a las reservas, el estudio de E&R proyecta que el horizonte petrolífero promedia los 11,4 años, mientras que para el gas natural la situación es más crítica: 8,8 años.

“El 51% del crudo es extraído en las provincias de Neuquén y Chubut, con una participación del 25% y 26% cada una, seguidas por Santa Cruz y Mendoza, con una participación del 18% y 16%, respectivamente”, sostiene el informe de los economistas a cargo de Rogelio Frigerio.

El 15% restante es producido en Río Negro (6%), La Pampa (3%), Salta (2%) y Tierra del Fuego (3%); y más lejos, Jujuy (0,06%) y Formosa (0,33%), en tanto que otro 1% corresponde a la Nación.

En la extracción de gas Neuquén mantiene su hegemonía, con el 51% del total, secundada más lejos por la provincia de Salta, con el 14% del total producido en el país.

La producción en Santa Cruz registró una caída promedio del 8,7% en el crudo, y en la producción de gas la merma llegó al 6,8%. La provincia registra así el mayor índice de caída de todos los distritos productores.

En Neuquén la producción total de petróleo alcanzó los 9,1 millones de metros cúbicos, que representa una caída del 4,2% con respecto a los 9,5 millones de m3 obtenidos en 2007.

Mientras que se extrajeron 25,8 millones de m3 de gas, contra 26,4 de 2007, lo que determina un descenso interanual del 2,3%.

Río Negro mejoró

En Río Negro, la producción total de petróleo disminuyó 8%, en tanto que la de gas creció 8,8%.

Salta, segunda productora de gas natural del país, aumentó su producción de gas un 1,6%. En Chubut, segunda productora de crudo de Argentina, la producción disminuyó levemente (-1,2%), mientras la de gas aumentó 6,9%.

Mendoza, en tanto, aumentó tanto la extracción de petróleo (3,4%) como la de gas (7,9%).

La principal causa de la caída de en la industria petrolera se encuentra en la falta de inversión, lo que obliga a sobreexplotar los yacimientos existentes que ya han alcanzado su nivel de madurez, y por lo tanto tienen una menor productividad.

Estos casos se encuentran en los pozos de algunas de las principales provincias productoras, como Neuquén, Salta y Santa Cruz.

Entre las razones que han desalentado las inversiones, E&R destaca las sucesivas intervenciones del Gobierno Nacional en el mercado de hidrocarburos desde 2002, mediante la regulación de precios de comercialización de los hidrocarburos.

Regalías

Acerca de los ingresos que recibieron provincias y el Estado nacional, el informe señala que las regalías hidrocarburíferas habrían aumentado 11% respecto de las ingresadas en 2007, y alcanzaron los 5.075 millones de pesos.

Sin embargo, este año ante la caída de los precios internacionales y del volumen de producción las arcas estatales se verán seriamente afectadas. Según explica E&R, las regalías petrolíferas serían superiores a 2008 únicamente si, en promedio, el barril tipo Texas (de referencia en la Argentina y EE.UU.) se ubica en u$s 40 y el tipo de cambio se deprecia hasta 4 pesos por dólar, compensando los menores niveles de producción esperados.

Las retenciones, señala el estudio, han jugando un papel importante en detrimento de las regalías percibidas por las provincias en 2008, contribuyendo a frenar la escalada del precio del crudo en el mercado interno y a limitar el precio de exportación al que se liquidan.

Más del 80% de las regalías liquidadas proviene de la producción de petróleo, por lo que las provincias no han podido aprovechar en 2008 los beneficios de los mayores precios internacionales del petróleo, que trepó a los 150 dólares el barril a mediados de año.

Panorama complicado

Según la consultora, «para el 2009 se espera que la producción de hidrocarburos continúe en caída. A la madurez que poseen los pozos en la actualidad, producto de la falta de inversión en exploración, hay que sumarle la caída de la actividad económica proyectada para este año y los menores precios internacionales esperados del crudo, que reducen la rentabilidad del negocio”.

Comentá la nota