Cayó 50% la producción de crudo en Neuquén

Considerada la principal área del país, la extracción en la cuenca neuquina se redujo a la mitad y desde la Dirección de Hidrocarburos de ese territorio estiman que las reservas podrían agotarse en menos de 5 años. Río Negro, Chubut y, en menor medida, Tierra del Fuego también operan en baja
En sintonía con la crisis que viene evidenciando el sector desde hace casi una década, la producción de petróleo en la provincia de Neuquén, considerada la principal cuenca del país, se redujo a la mitad y desde la Dirección de Hidrocarburos y Energía de ese territorio estiman que las reservas en suelo neuquino podrían agotarse en menos de 5 años.

La dramática situación que doblega a la actividad en ese distrito se ve secundada por la baja en la extracción de crudo que exhiben otras provincias productoras, como es el caso de Río Negro, Chubut y, en menor medida, Tierra del Fuego.

El escaso interés de las empresas por incrementar sus actividades de exploración, el tope fijado para el precio del valor de petróleo, y el lógico vaciamiento que experimentan los yacimientos en funcionamiento son algunos de los argumentos que funcionarios y especialistas enarbolan al momento de hablar del difícil momento por el que atraviesa la explotación de hidrocarburos en el país.

"Nuestra provincia alcanzó su tope de producción entre finales de 1998 y principios de 1999. Desde entonces todo ha sido en caída. En ese momento la explotación era de casi 50.000 metros cúbicos por día. Hoy estamos en el 50% de esa marca. Y con una tendencia en baja superior al 5% anual", explicó a iProfesional.com Alex Valdéz, director provincial de Hidrocarburos y Energía de Neuquén.

El funcionario sostuvo que si bien hasta el momento no hay inconvenientes para asegurar el abastecimiento local, "en a lo sumo 5 años Argentina tendrá que importar crudo para poder mantener su ritmo económico".

"Seguramente se irá dando como hoy sucede con el gas de Bolivia. Hasta el año pasado estuvimos en la etapa del petróleo fácil: ahora empieza el tiempo del crudo difícil. La caída se ajusta a factores que van desde la falta de exploración para nuevas cuencas hasta la ausencia de políticas claras para el sector, pasando por los remanentes de crisis económicas como la del 2001", detalló.

Consultado respecto de las causas que mejor permiten explicar esta merma productiva en Neuquén, Luis Giussani, analista especializado en temas energéticos, comentó a iProfesional.com que "al tratarse de una cuenca madura, esa provincia requiere perforaciones más profundas, y puede que los costos para realizar eso desalienten entonces la actividad".

"El resultado de ese panorama es concreto. Por ejemplo, hace tiempo que el oleoducto trasandino para exportar hidrocarburos a Chile no se carga, y eso es en buena medida porque no hay sobrantes de petróleo. Ese recorte ya lleva años...", indicó.

Provincia por provincia

Pero la caída en los niveles de producción no es propiedad exclusiva de Neuquén. Muy por el contrario, Río Negro, Chubut y, en menor medida, Tierra del Fuego, se ubican un escalón por debajo de lo que sucede en la principal cuenca hidrocarburífera afectada.

En el caso de Río Negro, y de acuerdo a números de la Secretaría de Energía relevados por iProfesional.com, ese territorio experimentó en el primer tramo de 2009 una disminución del 16,2% respecto de los meses iniciales del año pasado.

Chubut, en tanto, registró un declive del 3% en igual período. Por su parte, Tierra del Fuego totalizó una caída del 1% en el período enero-febrero de 2009 versus igual lapso pero de 2008.

"El descenso en lo que hace a los niveles de producción viene prácticamente desde 1998, y está vinculado a la falta de inversión y las características geográficas de la Argentina. Con esto me refiero a que los yacimientos cada vez son menos productivos", comentó a iProfesional.com Nicolás Bridger, economista de la consultora Prefinex.

Y añadió: "Si existieran mayores incentivos a la exploración estaríamos hablando de otro escenario. Pero como están las cosas en cada provincia puede decirse que hay reservas para, a lo sumo, 8 años. Argentina no tiene el potencial de Brasil, que es capaz de triplicar las reservas como lo acaba de hacer".

Detalle

Al momento de evaluar lo que sucede en cada territorio en particular, Giussani expresó que "lo que sucede en Río Negro quizá se comprende porque es un espacio marginal comparado con Neuquén". "Mantiene ciertos bordes de producción con esa provincia, lo mismo que La Pampa", dijo.

Esta última es la que, de acuerdo a la Secretaría de Energía, sigue incrementando la explotación año a año. El ente oficial destaca que La Pampa elevó 24% su producción en lo que va del año.

"Sucede que cada vez se incorporan nuevas áreas a lo que es la extracción directa. En 2008, por ejemplo, incrementamos 15% el total de producción. Hoy estamos produciendo más de 100.000 metros cúbicos mensuales, y el año pasado totalizamos 1,2 millones de metros cúbicos", comentó a iProfesional.com Jorge Amigone, director de Hidrocarburos y Biocombustibles de La Pampa.

El funcionario aseguró que las empresas que firmaron convenios de inversión en dicho territorio "siguen manteniendo sus planes". "Eso sucede en La Pampa y a diferencia de lo que pasa en las áreas maduras como Neuquén y Río Negro. Hoy la provincia tiene una ventaja producto, también, de la misma novedad", puntualizó.

Contexto

A contramano de lo que sucede en suelo pampeano, los territorios patagónicos enfrentan la peor crisis en décadas. El descenso en la demanda de crudo amenaza con paralizar la exploración de nuevos pozos de petróleo.

Y según organizaciones gremiales de esas provincias, empresas como Chevron y Petrobras comenzaron a retacear desembolsos de capital y, al mismo tiempo, ya movilizaron algunos de sus equipos de perforación poniendo en situación de despido a 250 personas.

En provincias como Neuquén, la Subsecretaría de Hidrocarburos y Energía prevé una caída del 30% en los niveles de inversión, por lo que el Estado provincial se perderá de recaudar cientos de millones de dólares.

"Este año consideramos que habrá una baja de al menos un 30% en los desembolsos de capital. En 2008 obtuvimos inversiones por u$s1.400 millones, pero en el 2009 con suerte estaremos en el orden de los u$s980 millones", comentó a iProfesional.com Héctor Mendiberry, subsecretario de Hidrocarburos y Energía de Neuquén.

"No hay créditos, y las empresas deberán utilizar sus cajas internas, por lo que deducimos que habrá planes de acción muy recortados", agregó.

Un panorama similar prevén en Tierra del Fuego, que este año contará con una sola empresa orientada a la tarea de exploración y deberá hacer frente a 300 potenciales nuevos despidos.

"En Tierra del Fuego se da una situación muy particular: las compañías están en las colas de los contratos. Estamos evaluando el nivel de las inversiones, para a partir de ahí ver si les extendemos las concesiones por diez años más", explicó a iProfesional.com Eduardo D’andrea, secretario de Hidrocarburos de la provincia.

En territorio fueguino operan las exploradoras Roch, Total y Apache, pero sólo esta última continúa adelante con las tareas de perforación. "De los cinco equipos que teníamos trabajando el año pasado, en 2009 sólo queda uno y así se mantendrá hasta el 2010. Si esto sigue en baja se perderán 300 puestos de trabajo directo", concluyó.(Patricio Eleisegui. iProfesional.com)

Comentá la nota