Cayó el mito de poder de los "caciques" en el GBA

Siempre hubo un mito en el Conurbano bonaerense que fue el peso territorial, impenetrable para otras fuerzas políticas que no sean el peronismo. Por esta creencia, muchos de los intendentes o denominados "caciques" son una referencia a la hora de cada campaña electoral.
Además, el GBA es la región donde mayor porcentaje de electores reside, lo que implica una herramienta necesaria para cualquier político que desee ser gobernador o presidente. Por estas características, los jefes comunales ostentan poder y son los que pactan con los principales dirigentes.

Pero estos comicios legislativos hicieron caer el mito de los "caciques" peronistas porque en los 24 distritos del Conurbano las diferencias con Unión PRO fueron mínimas. Es que la fuerza liderada por Francisco De Narváez y Felipe Solá no sólo logró ganar nueve localidades emblemáticas sino que también consiguió un piso del 30% de los votos.

Un cuadro de la Consultora Equis, que discriminó la performance electoral en cada municipio de la Primera y Tercera Sección electoral, muestra como la famosa leyenda de los inquebrantables intendentes puede perder.

Distritos PRO FJPV

Avellaneda 31,8% 33,7%

San Martín 34,1% 31,6%

Lanús 33,7% 32%

L. de Zamora 33,7% 36,2%

Morón 22,9% 18,3%

San Fernando 43,1% 29,2%

San Isidro 42,3% 17,3%

Tres de Febrero 33,4% 31%

Vte. López 38,1% 16,5%

Ituzaingó 28,7% 28,3%

Hurlingham 31,3% 33,7%

A. Brown 30,2% 43,2%

Berazategui 33,4% 42,5%

E. Echeverría 31,5% 41,1%

F. Varela 32,4% 47,6%

San Miguel 33,4% 29,7%

Merlo 28,9% 39,5%

Moreno 34,4% 40,5%

Quilmes 31,6% 35,7%

Tigre 34,5% 39,1%

José C. Paz 26,2% 52,3%

M. Argentinas 34% 41,9%

Ezeiza 32,2% 49,4%

La Matanza 31,7% 42,6%

Comentá la nota