Cayó en 6 millones de pesos el ingreso por coparticipación en lo que va del año

Esa fue la merma registrada durante enero y febrero sobre lo presupuestado. El secretario de Finanzas, Paulino Rossi, dijo que se busca optimizar el gasto y darle prioridad a aquellas que tengan mayor impacto en la economía local. Por eso adelantó el envío de un proyecto al Concejo Deliberante para hacerse de una herramienta legal y lograr ello para respaldar la producción y comercio local.
En Río Grande la coparticipación hacia el Municipio de la ciudad cayó en 6 millones de pesos en lo que va del año, registrándose una merma de 2 millones durante enero y otros 4 millones en febrero, como consecuencia de los efectos de la crisis global que afecta al normal desarrollo de la economía, tanto nacional como provincial y local.

Frente a esto, el secretario de Finanzas, Paulino Rossi, admitió la preocupación por esta tendencia negativa por lo que «estamos tratando de agudizar el ingenio para ver cómo podemos contribuir a dar vuelta la situación y tomar las medidas revertivas. Lo que tenemos que hacer es ser un motor de la economía local y ver de qué manera se direcciona el gasto privado», enfatizó el funcionario.

Esta información se desprende de los registros del Ministerio de Economía Nacional y la cartera provincial sobre el devengado de ingresos. «La coparticipación es un termómetro de la economía y lo que hemos visto en la evolución de estos dos primeros meses es una fuerte retracción de lo que es coparticipación de recursos, por disminución de la actividad económica de los meses de enero y febrero», dijo Rossi.

Respecto de la evolución del mercado, reflejada a través de la recaudación tributaria, el Secretario de Finanzas señaló que «a través de los ingresos brutos -que son un porcentaje del total de las ventas- se puede observar cómo evoluciona el comercio local y hemos visto una fuerte retracción en este sentido. Por lo cual hay que ver la manera de cómo revertirlo porque en épocas de bonanzas son círculos virtuosos, pero cuando se generan estas retracciones, en donde el menor nivel de actividades económicas se refleja en menores impuestos y como consecuencia el Estado genera una retracción de gastos, entonces hay que tratar de revertir esto para salir adelante».

«La medida que hemos tomado es rever el presupuesto de cada una de las áreas; no hablamos de disminución de los gastos, sino de optimización y de priorizar los gastos que tengan mayor impacto dentro del nivel de actividad económica local. En lo que respecta al plan de obra pública, el Secretario de Obras y Servicios Públicos está estudiando cuáles son las ejecuciones que tienen mayor incidencia en mano de obra para realizarlas en esta primera etapa del año. Asimismo, cada dirección está analizando cómo puede incentivar el comercio local y la producción local», indicó el Contador.

El funcionario también adelantó que «en estos días enviaremos un proyecto de ordenanza al Concejo Deliberante, en el cual como Ejecutivo tengamos una herramienta legal para poder priorizar primero la producción local; segundo, el comercio local, y como última instancia, a proveedores que no son de la zona. Pero necesitamos una herramienta que vaya más allá de solamente analizar el precio, sino ver la forma de que esa plata quede en la isla y se recicle y pueda mejorar el nivel de actividad económica».

Comentá la nota