Cayó un jefe del cartel de Sinaloa

CIUDAD DE MEXICO.- El gobierno mexicano asestó ayer otro golpe al poderoso cartel de Sinaloa al detener al jefe de la estructura operativa de la organización, Vicente Zambada Niebla, en medio de una guerra sin cuartel contra el narcotráfico que tiene como principal campo de batalla la frontera con Estados Unidos.
Zambada, alias "El Vicentillo" e hijo de Ismael Zambada, uno de los máximos líderes del cartel de Sinaloa, fue detenido ayer por la madrugada en el exclusivo barrio Lomas del Pedregal de la capital mexicana, a bordo de un auto.

Según las autoridades locales, la captura del narcotraficante se produjo gracias a varias llamadas anónimas que denunciaron la presencia de personas armadas en varios vehículos que circulaban por la zona.

Además de Zambada, la policía detuvo a sus cinco escoltas y decomisó tres fusiles AR-15, tres pistolas y tres vehículos, así como 67.480 pesos mexicanos (unos 4820 dólares) y 866 dólares.

Según la policía, a principios de 2008, Ismael Zambada, uno de los máximos jefes del cartel que lidera Joaquín Guzmán, delegó en su hijo "el control de la estructura operativa, logística y de seguridad" de la organización. "Con la detención de Vicente Zambada Niebla, se afecta significativamente la capacidad operativa y de trasiego de droga de la organización", dijo Ricardo Cabrera, jefe de la Unidad Especializada en Investigación de Terrorismo, Acopio y Tráfico de armas de la fiscalía general.

Además de ser acusado de narcotráfico, a Zambada se le atribuye la autoría intelectual de diversas ejecuciones de autoridades e integrantes de carteles rivales.

A pesar de los operativos militares y policiales lanzados en 2006 por el presidente Felipe Calderón, el narcotráfico continúa siendo el principal problema de seguridad en México, donde la guerra entre carteles dejó, sólo en 2008, más de 6300 muertos por enfrentamientos.

Comentá la nota