Cayó la imagen de Obama entre los argentinos

Lo que más se critica es no cumplir la promesa de retirar las tropas de Irak y cerrar Guantánamo.
El presidente norteamericano, Barack Obama, y José "Pepe" Mujica, recientemente elegido para gobernar Uruguay, son los dos políticos que más han acaparado la atención de los argentinos en el año que acaba de terminar.

Una encuesta de 2000 casos realizada en la Argentina por la consultora Ibarómetro arrojó una imagen mayoritariamente positiva del uruguayo: al 38,1% de los argentinos Mujica le cae bien o muy bien y apenas un 12,7% lo rechaza.

En el caso de Obama, los argentinos encuestados manifestaron claramente su desilusión.

El presidente afronorteamericano había despertado -como en su país y en el resto del mundo- una enorme expectativa, incluso al punto de variar la histórica mala imagen que la Argentina tenía de Estados Unidos.

Para el 33,7%, la opinión sobre Estados Unidos mejoró con Obama y la imagen se fue revirtiendo hasta llegar en mayo último a ser 52,2% postiva. Para entonces, el 47,8% de los nacionales consideraba que las relaciones entre Washington y Buenos Aires permanecerían iguales con el nuevo gobierno demócrata, el 32,3% que se fortalecerían y sólo el 5,5% que se debilitarían.

Hoy, en cambio, y a pesar de los últimos ruidos generados por las declaraciones de la canciller Hillary Clinton y su enviado Arturo Valenzuela, un porcentaje mayor que entonces cree que los vínculos han mejorado.

En relación al propio Obama la desilusión general es incuestionable. Si en mayo último el 80,2% de argentinos decía tener una imagen positiva de él, hoy ese número bajó 12 puntos.

"La caída, no obstante, es significativamente menor que la que se produjo en EE.UU. (la imagen es ahora un 50% positiva, habiendo llegado en mayo a ser de un 75%)", explicó a Clarín Doris Capurro, la directora de Ibarómetro.

Los motivos de la decepción argentina son: el no retiro de las tropas de Irak (31,2%), las medidas que adoptó ante la crisis global (23%), el no cierre de la cárcel de Guantánamo (10%), el diálogo empantanado con Cuba y los gestos hacia la Argentina.

En cuanto a los deseos de los argentinos para el 2010, los sondeos indican que el 35,1% quisiera el fin del hambre y la pobreza en el mundo; el 25,3% desearía soluciones comunes a la contaminación y al calentamiento global; un 18,1%, que haya paz y recién, en cuarto lugar, con 17,6% aparece el fin de la crisis financiera mundial.

Comentá la nota