Cayó hasta un 30 por ciento la venta de combustibles en Gualeguaychú

Propietarios de estaciones de servicio aseguran en que los factores que causan esta recesión son múltiples, pero coinciden que una de las causas es por la Gripe A, "la gente sale menos a la calle".
Todos concuerdan que ha disminuido notablemente la venta de combustibles en nuestra ciudad y en el resto de la provincia. Los factores pueden ser varios. El tiempo que lleva este receso también es dispar, pero los consultados aseguran que pasadas las elecciones y hasta la fecha, este fenómeno se ha visto acrecentado.

Desde la llegada de la Gripe A, Gualeguaychú ha visto modificado sus hábitos. Primero fue la suspensión de las clases, con todos los inconvenientes que acarrea para aquellos que trabajan directamente relacionados, por ejemplo: el transporte escolar.

Esto, por absurdo que pueda llegar a parecer, incide en la economía de la ciudad y perjudica a otros relacionados, como ser las estaciones de servicio, que han visto disminuidos sus ingresos hasta en un 30 por ciento.

Marcelo Gómez, propietario de la estación YPF del Automóvil Club Argentino, aseguró que desde fines de junio y en lo que va del mes de julio, sus ventas han caído rotundamente. El empresario dijo que pueden ser varios los factores a lo que se debe esta recesión económica, pero no dudó en nombrar a las consecuencias de la Influenza A como una de las variables, "en las vacaciones de julio se trabaja bien pero a causa de la Gripe se trabaja menos".

La caída no sólo se nota en los combustibles sino que en el sector del servi-compras también hay una notable disminución. Gómez aclaró que siguió las indicaciones del decreto municipal y solo habilitó el 50 por ciento de la capacidad del shop, y eso influyó en la recaudación.

Algo similar ocurre en la estación de servicio Shell, ubicada en la intersección de calle Bolivar y Pellegrini. El encargado del establecimiento coincidió plenamente en lo dicho por Gómez, y aseguró que los números han caído entre un 15 y un 20 por ciento.

Por su parte Ramiro Melchiori, propietario de la estación de servicio Petrobrás, ubicada en calles Doello Jurado y Rocamora, manifestó que el periodo de recesión ha sido más largo. El empresario aseguró que desde el inicio del conflicto Campo-Gobierno, hace más de un año atrás, las ventas en combustibles han disminuido notablemente en su comercio.

También coincidió que las consecuencias por la Gripe A han sido determinantes, sobre todo lo relacionado con el movimiento escolar. "En mayo venía todo muy bajo, a principios de junio levantó pero desde que pasaron las elecciones y hasta la fecha cayó mucho", comentó y afirmó que "con un 20 por ciento nos quedamos cortos".

Esta disminución en las ventas ha sido en todos los combustibles, sobre todo en la nafta, e informó que la entrada de dinero en el sector shop de la estación también bajó, "una cosa va de la mano con la otra".

En la provincia

En el ámbito provincial, las ventas de combustibles cayeron entre un "15 y un 20 por ciento", en consonancia con lo que sucede a nivel nacional. "Se han producido cierres" de estaciones de servicio.

La propietaria de una de las estaciones de servicio de Paraná, Marta De Bueno, afirmó que incide "la poca actividad del campo, por la sequía hay poco movimiento; los autos que si bien están cargando, lo están haciendo en mucha menor cantidad y afecta además en todos los rubros, el receso".

A nivel nacional, la venta de combustibles cayó 25 por ciento en los últimos cuatro meses, situación que se agrava en las estaciones de servicio los fines de semana cuando muchas veces se encuentran "desabastecidas" por las petroleras, denunció ayer el titular de la Federación de Expendedores bonaerenses, Luis Malchiodi.

En cuánto a la estaciones de servicio del interior de la provincia, De Bueno mencionó que "ya hay varias estaciones que han cerrado y de no haber una solución pronto, sino es de parte del gobierno o de las petroleras, varias más se van a ver obligadas a cerrar".

La Federación de Expendedores de Combustible y Afines de la Provincia de Buenos Aires (FECOBA) había denunciado que "los fines de semana muchas veces falta combustible, porque hay una voluntad de las empresas petroleras de no abastecer apropiadamente el mercado nacional". El Once Digital

Comentá la nota