Cayó entre un 20 y 30% la actividad/El mayor efecto de la crisis se nota en la industria autopartista

Las industrias fabricantes de autopartes para industria automotriz y tractores en la ciudad experimentan los mayores efectos de la crisis internacional con una importante caída en el nivel de producción estimada entre un 20 y un 30 por ciento, lo que lleva a los empresarios a calificar como “complicado” el inicio del año 2009.
Un ejemplo de ello se observa en la empresa Sachs, que en conjunto cuenta con 460 empleados, ya que según explicó el directivo Alejandro Roasso, “las ventas han bajado indudablemente en virtud de una disminución de pedidos de parte de la industria automotriz y del mercado de reposición entre un 20 y un 25 por ciento y en algunos rubros hasta el 30 %”.

No obstante ello, el director general de Sachs dijo que “en esto hay que ser cautos”, ya que según estimó “el futuro es bastante incierto porque la sensación es que vamos a tener en 2009 un año un poco más complicado que este aunque de todas maneras creo que no hay que dramatizar mucho, por ahora. Estamos viendo que a partir de marzo se puede poner realmente complicado y recién allí se va a terminar de definir el horizonte. Hoy todavía no está muy clara la situación”.

Al explicar las medidas adoptadas en el marco de esta crisis, dijo que “hasta ahora la producción se ha cumplido; se han reducido parcialmente las horas extras y a partir de enero se van a eliminar por completo. Hasta ahora vamos a tomar sólo dos semanas de vacaciones ya que tenemos una gran cantidad de personas que tiene más días de vacaciones. En el futuro reduciremos el ciento por ciento de las horas extras y seguramente estaremos dando las otras vacaciones también y después veremos qué otras medidas serán necesarias tomar en el marco de esta crisis, para adecuarnos a la situación”.

Pese a todo esto, Roasso dijo que “por ahora no” se está analizando la posibilidad de despedir personal como consecuencia de la disminución de la producción.

“Por ahora no está previsto, indudablemente no podemos asegurar que esto no se dé si la producción cayera al 40 por ciento”, dijo aunque luego explicó que “vamos a tomar todas las medidas posibles a los fines de evitar una mayor caída en la producción. De todas maneras, este (los despidos) no es un escenario previsto para enero y febrero”.

Preocupa el panorama en

la industria del repuesto

Una situación similar se vive en el sector de fabricación de repuestos para tractores y un ejemplo de ello lo brindó Marcelo Castellano de MV Repuestos S.A quien dijo que “nuestras perspectivas para 2009 no son nada alentadoras, sobre todo como están dadas las condiciones económicas a nivel nacional e internacional que nos está afectando mucho”.

En lo que hace al cierre de 2008, dijo que “ha venido en decadencia, afectado fundamentalmente desde febrero con los paros del campo y se fue luego acrecentando por la incertidumbre de la gente. Eso hace a la quietud del mercado que está expectante para ver qué pasa ya que no hay inversión y menos proyecciones a futuro”.

A raíz de esta situación, dijo que en su firma se redujo la actividad productiva “en un 30 por ciento” pese a lo cual “seguimos trabajando las mismas horas ya que a pesar de toda la crisis estamos desarrollando productos nuevos, como una manera de apostar a la recuperación”.

Centro Karikal

redujo la producción

Más allá de este panorama de la industria de autopartes, la crisis también se extiende a otros sectores del aparato productivo local. Este es el caso de la empresa Centro Karikal registra una disminución de actividad del 20 por ciento, lo que hizo que hayan suspendido la incorporación de personal a la planta.

De acuerdo a lo señalado por Hugo Bachmeier, subgerente de la firma, “estamos viendo todo con mesura. Si bien no estamos mal, estamos tomando todas las previsiones”.

Además, dijo que sobre el final del corriente año se mantiene un panorama alentador dentro del mercado externo ya que según explicó “hemos recuperado China, lo cual nos compensa la caída del mercado interno”.

No obstante ello, dijo que esta situación contrasta notablemente con lo ocurrido en el mercado de Brasil asegurando que “se nos va a caer mucho” producto de la devaluación del real. “Eso nos va a afectar mucho ya que era nuestro principal mercado hasta noviembre”.

En lo que respecta a personal, dijo que “se ha parado la contratación y además desde diciembre hemos adelantado vacaciones y tenemos sectores que están en su totalidad de licencia y otros que no se pueden parar porque tienen trabajo hasta febrero, seguro. Esto marca que es algo muy dispar y ocurre eso por el hecho de que estamos muy esparcidos en la producción”.

Si bien hasta el momento no se han producido, consideró como “algo lógico si no hay trabajo” la posibilidad de despedir personal. No obstante ello dijo que “no es un escenario que tengamos previsto por ahora. En esto hay mucha mesura, ya que no se está reemplazando al personal que se va. De todas manera, no tenemos pensado hacer despidos masivos o algo por el estilo”.

Por su parte, desde Macoser S.A., Roberto Macchieraldo dijo que tuvieron que apelar al recorte de horas extras como consecuencia de los efectos de la crisis internacional.

Según señaló Macchieraldo “estamos terminando bien el año, sin altibajos y con una producción normal. De todas maneras, en la segunda quincena de noviembre y la primera de diciembre hemos reducido las horas extra y por lo demás estamos trabajando de manera normal”.

Con relación a 2009, dijo que “a la vuelta de las vacaciones vamos a evaluar cómo está la situación. No obstante creo que esto va a empezar a normalizarse luego que se produjo una caída de un nivel de ventas que se registró en el rubro de electrodomésticos y seguramente vamos a retomar el cauce natural ya que en los últimos años hemos vendido muy bien”.

Comentá la nota