Cayó 45% la demanda laboral en la provincia durante abril

La merma se sintió fuerte en el sector industrial con un retroceso del 54,17% frente al 38,58% en el área de servicios. En el comercio, fue del 29,02%. El personal no calificado mostró una caída del 60,9%.
La crisis económica que se inició hace un año en el país y poco más de seis meses en el mundo, frenó primero muchos proyectos de inversión, luego llevó a reducir personal en muchos sectores industriales y finalmente frenó cualquier posibilidad de incrementar empleados en casi todas las ramas de la actividad.

Esto se reflejó en el último informe de demanda laboral elaborado por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas donde se destaca una reducción del pedido de trabajadores del 45% entre abril de 2008 e igual período de este año.

"El Índice de Demanda Laboral (IDL) de abril de 2009 se situó en 130,95 puntos, registrando una disminución de 11,94% con respecto al mes anterior. En relación al mismo mes del año pasado se verificó un descenso de mayor magnitud al registrado en la variación interanual del mes pasado, 45,17%, posicionándose nuevamente por debajo de una tendencia que continúa en descenso", advierte el informe.

La desaceleración de la demanda de empleo comenzó en junio de 2008, acentuándose esta tendencia en los meses siguientes, siendo el punto de inflexión el mes de octubre, dado que a partir de ese momento la tasa de variación anual del indicador se volvió fuertemente negativa.

"Al comparar el acumulado de pedidos de 2009 respecto a 2008, se observa que la cantidad de empleos solicitados disminuyó 45,88%, lo que en valores absolutos significa una merma de 5.484 nuevos puestos de trabajo", señala el estudio.

Las perspectivas sobre el empleo son desalentadoras; sin embargo, la mayor o menor retracción dependerá fundamentalmente del éxito de las políticas públicas que lleve adelante el Gobierno nacional, así como también de la profundidad que alcance la crisis económica mundial en los próximos meses y cómo afecte ésta a nuestros socios comerciales, advierte el escrito del Consejo Profesional.

En lo que se refiere al personal calificado, en abril se registró una disminución de 5,01 por ciento respecto de marzo, alcanzando el índice un valor de 333,07 puntos. Mientras que en relación al mes de marzo del año pasado el indicador descendió 32,18 por ciento.

La evolución mensual de la demanda de personal calificado se debe principalmente a la disminución registrada en la demanda de no profesionales que registró un descenso de 6,98%; no pudiendo ser compensada por la suba en la demanda de profesionales de 4,32%. Respecto del comportamiento anual la variación fue negativa para ambos: 30,88% y 40,16%, respectivamente.

La demanda de profesionales en ciencias económicas presentó una caída respecto al mes de marzo de 9,93%, y una fuerte disminución en relación a igual mes del año anterior al registrarse un descenso de 57,76%.

Por otro lado, los pedidos de personal no calificado tuvieron un descenso del 23,64% en relación a un mes atrás, mientras que 60,90% fue la baja con respecto a igual período de 2008.

Por sectores

En abril los índices en industria, servicios y comercio registraron valores de 280,61, 247,22 y 191,52 puntos respectivamente. En el primer caso, esto implicó una variación negativa de 2,16% en relación al mes de marzo, mientras que con respecto al mismo mes de 2008 la caída fue de 54,17%. Por su parte, en el segundo y tercer rubro se observa un descenso mensual de 8,99% y 6,20%, respectivamente; mientras que en relación a igual período del año pasado, la demanda sufrió una variación de signo negativo en ambos sectores, siendo de 38,58% en servicios y 29,02% en comercio.

Los datos del estudio

En abril el Índice de Demanda Laboral (IDL) mostró un descenso de 11,94% en el registro con estacionalidad, mientras que en términos desestacionalizados aumentó 1,33%.

La variación interanual (abril ‘09 respecto abril ‘08) fue negativa en 45,17%. Este resultado se explica con la abrupta caída observada en los pedidos de personal no calificado, cuya variación fue de -60,90%, y en los de calificado que alcanzó -32,18% siempre en relación al mismo período del año anterior.

En términos mensuales, el empleo calificado disminuyó 5,01%, mientras que los pedidos de trabajadores sin requerimientos de calificación cayeron 23,64%. Dentro del primer grupo, la demanda de profesionales mostró un aumento del 4,32%, mientras que los pedidos de no profesionales retrocedió 6,98%. Específicamente en lo que se refiere a profesionales en ciencias económicas, la demanda descendió 9,93%.

En el análisis sectorial y con respecto al mes de marzo, el rubro industria mostró una caída de su demanda laboral de 2,16%, mientras que servicios y comercio disminuyeron de 8,99% y 6,20%, respectivamente.

La comparación interanual muestra un panorama similar al de la medición anterior, en los tres sectores la demanda laboral cayó 54,17% en industria, 38,58% en servicios y 29,02% en comercio.

Al comparar el acumulado de pedidos de enero-abril 2009 respecto a 2008, se observa que la cantidad de empleos solicitados disminuyó 45,88%, lo que en valores absolutos significa una merma de 5.484 nuevos puestos de trabajo.

Comentá la nota