Cayó un 5,5% la coparticipación y calculan no poder cumplir con el presupuesto 2009

Desde el Gobierno ven con preocupación la disminución permanente de los recursos que envía la Nación en concepto de coparticipación de impuestos a San Juan. La crisis internacional es el principal motivo y estiman que se agudizará en el segundo semestre.
Las finanzas del país continúan su camino dirigido hacia niveles complicados, por más año electoral que sea este 2009. La provincia, que no es una isla y todavía en un alto porcentaje es Nación-dependiente, comenzó a sentir la desaceleración de la economía. Es que según datos oficiales, en los primeros dos meses de este año el erario provincial recibió algo más de $12 millones menos aproximadamente en concepto de coparticipación federal de impuestos, representando un 5,5% menos comparando lo que llegó entre enero y febrero. Según datos de privados como la Fundación para el Desarrollo Global que preside el economista Eduardo Coria Lahoz, arrojan que la disminución de los recursos para este periodo fue del 6,1%.

Desde el Ministerio de Hacienda confirmaron la cifra y aclararon que se debe a la caída en el cobro de impuestos correspondientes a la liquidación de las exportaciones y a la actividad económica en general del país.

Por su parte el ministro de Hacienda de la provincia Aldo Molina aclaró que “en enero de 2009, la provincia recibió una cifra casi idéntica a enero de 2008, por lo que debemos entender que en valores nominales las cifras son parecidas, pero obviamente en términos reales no lo es ya que no es el mismo poder adquisitivo debido a la inflación existente. Si bien en el mes de febrero la provincia recibió recursos por coparticipación en términos nominales un 12,5% mayores al mismo mes de año pasado, pero es una cifra inferior a la inflación que todo el mundo conoce”, aclaró el funcionario.

Los motivos de la reducción de los recursos en concepto de coparticipación están centralizados en la disminución de la actividad económica, disminución de las transacciones económicas, disminución de la recaudación de impuestos como el IVA y Ganancias, la baja recaudación por retenciones a las exportaciones debido a la caída de los precios de los commodities. Este último punto sería el más sensible ya que el esquema de recaudación de impuestos de la Argentina se centró, casi de forma exclusiva, en las retenciones. Pero con la baja de la rentabilidad por la caída en las ventas de los productos exportables, este esquema se está viendo perjudicado.

“Los recursos que la provincia de San Juan está recibiendo en concepto de coparticipación federal de impuestos y los que prevemos que reciba están difiriendo de las proyecciones que realizamos. Esto supone que la provincia va a tener que ser cautelosa en la ejecución de sus gastos”, sentenció Molina.

Lo cierto es que desde el Gobierno están viendo como una meta casi inalcanzable, al día de la fecha, el poder cumplir con lo fijado en el presupuesto 2009. Cabe recordar que el presupuesto prevé un total de recursos mayor a los 3.700 millones de pesos, lo que hoy en día, sería casi imposible de poder alcanzar, por lo tanto las metas proyectadas en obras públicas, por ejemplo, serían modificadas por falta de recursos.

Falta lo pero

Tal cual están prediciendo consultoras y economistas nacionales, el impacto real de la crisis internacional comenzará a repercutir en la Argentina a mediados de este año. Esa misma visión la tiene el Ministerio de Hacienda de la provincia, cuyo titular sostiene que “todavía no hemos sentido el impacto real de la crisis y entendemos que esto se materializará cuando esté finalizando el primer semestre de este año. Cuando esto suceda, vamos a enfrentarnos con un escenario de escasos recursos”.

Comentá la nota