Cayó el 40 por ciento la cantida de escrituraciones en Mar del Plata

También disminuyeron los metros cuadrados construidos por mes. Existe una iniciativa privada para atraer inversores al sector de la construcción en la ciudad.

Las escrituraciones cayeron 63 por ciento en el primer cuatrimestre (del año en curso), afirmaron autoridades de la Federación de Pymes de la Construcción de la provincia de Buenos Aires (Fepycon). En Mar del Plata esa cifra se sitúa en torno al 40 por ciento, según el Centro de Constructores local.

Esta entidad dio a conocer que los emprendimientos privados sufrieron "una fuerte contracción" por la caída de la demanda y que los pagos de los trabajos financiados por el Estado están "atrasados". Esta situación ocasionó -según Fepycon- "el endeudamiento de las empresas y la marcada disminución del ritmo de las obras públicas". Además, señalaron la caída de inmuebles escriturados en la provincia de Buenos Aires, que marcó un retroceso del 63 por ciento en el primer cuatrimestre del año comparado con igual período de 2008.

Por su parte, desde el Centro de Constructores de Mar del Plata, su titular, Norberto Cánepa, admitió: "En 2007, el promedio mensual eran 30 mil metros cuadrados construidos en Mar del Plata; esa cifra bajó, en 2008, a 19.000; y en el primer trimestre del 2009, cayó hasta los 16.000 metros cuadrados, es decir, el 40 por ciento".

Miembros de Pepycon -entidad que nuclea a los empresarios de la construcción- advirtieron: "Las pymes sufren una demora de varios meses en el pago de las obras contratadas por la Provincia y esto provoca la disminución del ritmo de ejecución y la falta de interés en la oferta de obras preadjudicadas, entre otras consecuencias".

Cánepa coincidió con este diagnóstico. "Es evidente que la industria de la construcción está pasando por una situación compleja, ya que está atada a la falta de confianza e incertidumbre, la incertidumbre por el contexto político y la macroeconomía, que empezó con el conflicto con el campo, la crisis global y las recientes elecciones. Ante este panorama, los inversores se retraen", señaló el presidente del Centro de Constructores local.

Fepycon, entidad que preside Gustavo Marín, difundió información estadística sobre las apreciaciones vertidas: "En el primer cuatrimestre de este año la cantidad de compraventas otorgadas sobre inmuebles en la provincia fue de 27.177 contra 43.071 del mismo período de 2008, lo que marca una caída interanual del 63 por ciento. En montos, significan poco más de 3.000 millones de pesos en los primeros cuatro meses de este año contra casi 5.400 millones del mismo período de 2008, que se traduce en un retroceso del 55 por ciento, unos 2.400 millones menos".

Asimismo, "los permisos de obra bajaron un promedio del 30 por ciento por la contracción del mercado interno".

"En la ciudad hay algunas obras, pero no grandes emprendimientos, de esos que generan mucha mano de obra. En la construcción siempre se va a la cola de otras actividades económicas e industriales. Cuando a todos les empezó a ir bien, recién ahí comienza; y a la inversa, cuando se corta la actividad, seguimos por inercia. Es que la mayoría de los desarrollos tiene un promedio de un año o un año y medio. Hay pocas obras nuevas y eso va a impactar en 2010", añadió Cánepa.

"Vemos una falta de confianza total, en líneas generales. Muchos saben, por otra parte, que la construcción es una inversión que da resguardo de valor en algo que garantiza renta, cosa que no hace el sistema financiero. Por eso pienso que cuando se calme el panorama político habrá una tendencia a mejorar, pero nunca con los valores de 2007 ó 2008", manifestó el presidente del Centro de Constructores.

Comentá la nota