Cayó un 30% la actividad comercial en el mes de julio

El presidente de la Cámara de Comercio de Resistencia, Roberto Lugo dijo que durante el mes de julio se redujó un 30% la actividad comercial en Resistencia en relación con igual mes de 2008. En tanto la comparación con el mes anterior (junio) da una merma de un 10%.
Lugo hizo hincapie en que más allá de la crisis económica que se vive y la capacidad instalada ociosa, los empresarios no despidieron personal.

En declaraciones a radio Ciudad lugo explicó que "a través del instituto de informes comerciales de la Cámara de Comercio de Resistencia tenemos una estadística que dice que en julio estamos cerrando con un 10% de lo que fue el mes pasado pero si comparamos con el mes de julio de 2008 -con un panorama internacional muy diferente a la que es hoy- tenemos una situación más desfavorable donde hablamos casi de un 30% de menor actividad comercial en relación a esa época".

No obstante advirtió que "todas las empresas han hecho suficientes ajustes por la caída económica", pero no relacionadas con el personas, sino que los ajustes pasaron por lo que sea publicidad, aseguró.

"Estamos con una situación difícil de contener, con capacidad ociosa, con faltantes de ventas, pero el empresario local no se ha desprendido de sus empleados y está aguantando para cuando haya un repunte pueda poner su capacidad en recursos humanos y sus recursos disponibles para poner en marcha su actividad económica", puntualizó.

Los rubros que más sufrieron la caída económica fueron los que tienen que ver con el esparcimiento, tales como pubs, boliches, confiterías y restaurantes. "También se pudo observar en los centros de compras, compras muy precisas menos repetitivas, donde antes asistía el grupo familiar, ahora viene el padre o la madre y hace compra muy rápidas", agregó.

Lugo narró que más allá del difícil momento que se vive los resistencianos salieron en mayor medida durante la última semana en la que se notó una mejoría "los restaurantes están más poblados, lo que nos da un aliciente a esta situación", dijo precisandoi por último que 2008 va a ser "un año para olvidar".

Comentá la nota