Cayeron más del 14% las ventas minoristas en febrero

Cayeron más del 14% las ventas minoristas en febrero
En un contexto de mucha cautela por la crisis, las ventas de los comercios minoristas cayeron 14,6% en febrero frente a igual mes del año pasado, según un informe privado.
La reducción en las ventas fue mucho más pronunciada en las ciudades del interior afectadas por la sequía y la crisis del sector agropecuario, donde el comercio y la industria informaron desplomes de entre 35 y 40%.

Los números surgen de un estudio realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que además reportó que el movimiento comercial de febrero fue "limitado" y "muy dirigido" a productos específicos.

Debido a la crisis económica que ya sienten los principales sectores de la actividad, el público evitó embarcarse en "gastos importantes" y sólo lo hizo en las grandes ciudades y mayoritariamente cuando aparecían promociones que facilitaban los pagos.

Pero la mayoría de esas ofertas se encontraron durante febrero en grandes cadenas, lo que incrementó el deterioro en los comercios más chicos que son golpeados desde diciembre por el desplazamiento de ventas a los super e hipermercados.

Por su parte, el crédito volvió a prevalecer como medio de pago, con una característica "típica" en épocas de restricciones como lo es el uso de dos o tres tarjetas para una misma compra, según CAME.

La sorpresa en febrero fue el movimiento inusual de gente que tuvieron las zonas turísticas.

Para abaratar sus vacaciones, muchas familias que habitualmente veranean en enero pasaron su descanso a febrero. Eso provocó un movimiento mayor al esperado en las ciudades veraniegas, sobre todo en la segunda quincena del segundo mes del año.

Pero, de acuerdo al informe, esa afluencia atípica no resultó proporcional al consumo y, por lo tanto, no alcanzó para compensar una temporada fue calificada como 'mala' por los comerciantes.

La mayoría de los rubros que componen la oferta minorista vieron reducir sus ventas en febrero, registrándose las mayores caídas de indumentaria, ferreterías, joyerías, perfumerías y muebles.

Los únicos dos rubros que lograron escapar a la tendencia bajista de la demanda fueron las casas de regalos' y bijouterie.

En esos dos últimos rubros incidió positivamente la alta adhesión del público a los festejos por el Día de San Valentín, que se volcó a regalar mayormente ese tipo de productos.

Comentá la nota