Cayeron las exportaciones de Santa Cruz

Es una de las cinco provincias que mostraron índices negativos en el mes de octubre. Por el contrario Río Negro y Neuquén, fueron las que menos perjudicadas se vieron por la crisis. La densidad de la crisis ya encuentra victimas económicas regionales en nuestro país.
El valor de productos manufacturados y materia prima exportable se ha devaluado, y aquellas provincias que mayoritariamente dependen del expendio de sus productos hacia el epicentro internacional de la crisis como EE.UU. Japón y Europa Occidental develan números de baja importantes y alarmantes para sus respectivas economías.

A su vez, dicha caída en cantidades se acentúa en los rubros principales, siendo ésta del 27% para los productos primarios y del 16% para las manufacturas de origen agropecuario, uno de los mayores descensos en cantidades en el año.

De acuerdo con las estadísticas oficiales, 18 de las 24 provincias afrontaron una desaceleración en sus exportaciones durante octubre y, entre ellas, cinco sufrieron una caída interanual en valores. Catamarca, Santiago del Estero, Santa Cruz, Santa Fe y Salta.

Depender de unsolo producto

En el caso de Catamarca, el descenso es el más profundo. Su dependencia de las exportaciones del cobre marca su suerte ante períodos de desplome de dicho producto en los mercados, así como de su precio internacional. De hecho, el 90% de sus ventas externas corresponde a este mineral, lo que habla de una fuerte dependencia del mismo y del comportamiento de su valor en las distintas plazas.

La concentración en los porotos de soja también hizo sentir los vaivenes del mercado en Santiago del Estero. El 53,1% de sus exportaciones corresponde a dicha oleaginosa, que en el mes de octubre sufrió una caída interanual del 26,5% en valores.

Por su parte, Santa Cruz, Santa Fe y Salta también sufrieron caídas, aunque más moderadas; esto es, en torno del 2%. En Santa Cruz han afectado las caídas de las ventas de camarones y langostinos y de oro para uso no monetario. En el caso de Salta, el derrumbe se explica por las menores exportaciones de naftas para petroquímica y de porotos de soja.

En Santa Fe la concentración en el complejo sojero es mayor y la desaceleración en las exportaciones de estos productos se dan principalmente en cantidades. Harina, aceite y porotos de soja representan más del 63% de las exportaciones de esa provincia y los dos últimos productos han sufrido una caída en cantidades de entre el 45 y el 50%.

Pero no todas las noticias resultan negativas, ya que existen provincias que incrementaron sus exportaciones en octubre respecto de la tasa de crecimiento acumulada hasta el mes anterior.

Parcialmente inmunes

Pero no todas las noticias resultan negativas, ya que existen provincias que incrementaron sus exportaciones en octubre respecto de la tasa de crecimiento acumulada hasta el mes anterior.

Se destacan los casos de Misiones, donde prevalecen las ventas de madera a Brasil; Neuquén, que todavía no habría sentido las caídas del precio del crudo aunque presenta signos de vulnerabilidad por su alta dependencia, y Corrientes, por las ventas de arroz a Brasil y al resto de Latinoamérica.

En el caso de Río Negro, su canasta exportable -bastante diversificada- aún no ha sentido todo el peso de la crisis financiera, algo que podría ocurrir en esta temporada.

Como adentro de un barril

Además del factor comercio con los países mas afectados, que condiciona a muchas de las regiones del país, hay una tendencia notable y lógica que destruye la economía, que es la falta de diversidad de producción que mantienen las provincias afectadas, un buen ejemplo es nuestro petroleo saqueado de nuestras tierras por empresas que, posteriormente devuelven migajas a la renta provincial y nacional.

Santa Cruz depende tanto de los precios del petróleo, como Catamarca del cobre y la plata. Puesto que las financiaciones y sustentos tecnológicos también están en manos de los inversores internacionales, el poder económico y político de la provincia se encuentra posicionado sobre la cuerda floja de los flujos financieros globales, mas que de las decisiones políticas que, en general alientan las negociaciones de estas tierras con los monstruos financieros en virtud de, la falta de tecnología de punta, la posibilidad de acelerar los negocios que brinda el capital financiero, y la sociedad parece apreciar la generosidad salarial que suelen brindar estas empresas, no renegando en absoluto.

Comentá la nota