Cayeron las consultas por la gripe A en el Hospital Universitario Austral

Se redujeron un 200% tras el pico que se registró en la tercera semana de junio, cuando las consultas se cuadriplicaron respecto a 2008. Ya hay menos contagios y casos de neumonía, según reveló el Servicio de Emergencias de esa clínica
El pico fue en la tercera semana de junio y a partir de entonces los casos empezaron a bajar, que corresponden a la actividad del Servicio de Emergencias del Hospital Universitario Austral.

Lo que empezó siendo una impresión de que aminoraba la gripe A comenzó a plasmarse en estadísticas. De un análisis del 75% de las consultas en el Servicio de Emergencias del Hospital Universitario Austral, se desprende que mayo y junio fueron los meses más críticos de la enfermedad, al menos en el conurbano bonaerense.

Las estadísticas de esta institución sin fines de lucro, demuestran que durante estos dos meses llegaron a cuadriplicarse las consultas por gripe. En comparación con datos de mayo, junio y julio del año pasado, en el 2009 el Hospital recibió un pico de 313% más de pacientes con cuadros gripales. La tercera semana de junio fue la más crítica, con un máximo de 460 pacientes en Emergencias.

Un mes antes, los pacientes que consultaron por gripe habían sido solo 42. Luego, a partir de la última semana de junio y la primera de julio, los casos comenzaron a bajar y se estabilizaron en alrededor de 250 pacientes que consultaron en cada semana (ver el gráfico). Y en lo que va del mes, y según las proyecciones, las consultas por síntomas gripales disminuyeron más del 200% con respecto al pico de junio.

Más puntualmente, en julio los casos de neumonía se redujeron el 60% en contraste con el año pasado. En junio se habían duplicado con respecto al 2008. Algo similar sucedió con las infecciones respiratorias agudas: en junio habían crecido más del 1.000% en comparación con el año pasado, y en julio ya se ubicaban el 20% por debajo del promedio de casos en el 2008.

"Estamos en una etapa de descenso de la curva de infecciones. Es lo esperable para estos brotes que duran, generalmente, entre 2 y 4 semanas y después empiezan a disminuir los casos", afirma el Dr. Néstor Jacob, jefe del Servicio de Infectología del Austral.

El Jefe del Servicio de Emergencias del mismo Hospital, Marcelo Rodríguez, por su parte, está impresionado por la disminución de los casos: "Bajó el nivel de contagios y vemos menos casos graves de neumonía".

Coincide con las estadísticas en reconocer que el pico máximo en las consultas en el Servicio se dio a mediados de junio, y que a partir de ahí empezó el descenso, y añade que puede tener "algo que ver con que la gente tenga miedo de venir a los centros médicos. Muchos que venían por un resfrío ahora vienen solamente si tienen síntomas graves".

A no bajar las defensas

Los especialistas del Hospital Austral advierten que la noticia no debe interpretarse como un signo para reducir las medidas de prevención.

"No hay que aflojar", advierte el Dr. Néstor Jacob. "La disminución de los contagios no quiere decir que la gripe no va a aparecer más. La posibilidad de una segunda oleada existe, así se comportan las pandemias", advierte el Dr. Jacob, y agrega que incluso puede llegar a haber casos en verano.

Por su parte, el Dr. Marcelo Rodríguez asegura que "en el Hospital, las medidas de precaución y de aislamiento de pacientes con cuadros gripales se mantendrán hasta que no haya más casos".

Comentá la nota