Cavallo no declaró por venta de terrenos a la Rural

Cavallo no declaró por venta de terrenos a la Rural
Entregó un escrito, sin contestar preguntas sobre la transferencia de un inmueble por u$s 100 millones menos que los que indicaba la tasación oficial.
El ex ministro de Economía Domingo Felipe Cavallo se negó a contestar preguntas y presentó un escrito de descargo al ser indagado hoy por la firma del decreto que autorizó la venta a la Sociedad Rural Argentina (SRA) del predio ferial de Palermo, en 1991, presuntamente a cien millones de dólares menos de su real valor.

En el expediente el juez federal Sergio Torres investiga al ex titular del Palacio de Hacienda y al entonces presidente Carlos Menem, también imputado en la causa, por el decreto que autorizó la transferencia del inmueble por 30 millones de dólares cuando el "piso de venta" del predio debió ser, al menos, de 131.800.000 dólares, según la tasación oficial.

Allegados a la investigación indicaron que, en la breve audiencia que se extendió poco más de media hora, el ex ministro presentó un escrito, tras lo cual rehusó contestar las preguntas del tribunal, en tanto trascendió que "en los primeros días de marzo" será indagado el ex presidente Menem.

Eduardo Agustín Carlos Zavalía y Juan Alberto Ravagnani, ex presidente y ex secretario de la Sociedad Rural Argentina, indagados a finales de 2008, deslindaron responsabilidad en el hecho, al sostener que la entidad agropecuaria pagó el precio que fijó el Estado.

En las actuaciones también están involucrados tasadores de los bancos Ciudad e Hipotecario que fijaron para el inmueble el valor de 30 millones de dólares cuando debió ser 131.800.000 dólares, según la tasación oficial.

La causa tuvo un largo peregrinaje entre la justicia de instrucción y la federal para determinar si las responsabilidades eran de la Ciudad de Buenos Aires o de la Nación, hasta que se determinó que debía ser el juez Torres quien la investigara.

Tras ordenar la realización de una serie de pericias el magistrado, con la intervención del secretario Diego Slupski, dispuso las indagatorias para determinar si, en efecto, los responsables de la SRA pagaron un "precio vil" por el multimillonario predio de Palermo.

De acuerdo con una investigación periodística, el diputado bonaerense, Francisco De Narváez, se comprometió ante las autoridades de la SRA a negociar la deuda impaga por el predio ferial de Palermo, adquirido mediante un fraude que ahora pesquisa la Justicia.

De Narváez explota el predio cedido por Menem y Cavallo, administración que el diputado negoció con el actual presidente de la SRA, Hugo Luis Biolcati, según el periodista Horacio Verbitsky, quien como resultado de una investigación afirma que De Narváez "también explota fondos de inversión y el predio cedido por Menem a la Sociedad Rural en Palermo, cuyo contrato negoció con Biolcati, a cambio de asumir entre otras cosas la deuda de la SRA con el Estado por la compra fraudulenta del predio".

De acuerdo a constancias del expediente -a las que Télam tuvo acceso- el magistrado también indagará al ex presidente de la Comisión de Venta de Inmuebles Estatales, Matías Lucas Ordóñez y al ex funcionario Gastón Ramón Figueroa Alcorta, entre otros.

El juez indagará, además, a Juan Manuel Insúa, Raúl Angelini, Ricardo Schapiro y Juan Carlos Raco, ex tasadores del banco de la Ciudad de Buenos Aires y a sus colegas del banco Hipotecario Jorge Frost, Daniel Ivakhoff y Carlos Ratto.

Para estos expertos, el valor del predio era de cien millones de dólares menos del que fijaron los "escribanos referencistas", y los profesionales del Cuerpo de Peritos Tasadores y del Cuerpo de Peritos Contadores de la Corte Suprema, designados por el Tribunal.

En el expediente se investigan los resultados perjudiciales para el Estado que originó el decreto 2699, firmado por Menem y Cavallo el 20 de diciembre de 1991, por el cual el PE autorizó a que "el Estado Nacional venda el predio ferial de Palermo a la Sociedad Rural Argentina".

El actual senador riojano y su entonces ministro, junto a Zavalía y Ravagnani firmaron, el mismo día, el boleto de compra-venta en el que se fijó para el inmueble el valor de 30 millones de dólares; en tanto el 27 de mayo de 1992 se efectuó la "transferencia de dominio" mediante escritura pública suscripta por las mismas partes.

Comentá la nota