Cavallo acusó en su blog a los caceroleros de París de usar una estrategia nazi

El ex ministro de Economía calificó como "fanáticos e intolerantes" a los miembros de la agrupación que realizó un cacerolazo en su contra en la Universidad de La Sorbona
La reacción del ex ministro de Economía, Domingo Cavallo, contra los manifestantes que efectuaron un cacerolazo en su contra en la universidad parisina de La Sorbona crece día a día.

Un día después de arribar a la Argentina, el ex funcionario escribió en su blog que efectivamente dictó el lunes pasado una conferencia en dicha Universidad y acusó a quienes lo interrumpieron de utilizar una "estrategia nazi fascista", al tiempo que los calificó como "fanáticos e intolerantes".

"La conferencia se realizó. Participaron alrededor de 70 estudiantes de los programas de maestría, de nacionalidades muy diversas", aseguró Cavallo, quien ayer recibió otra muestra de repudio al arribar al aeropuerto de Ezeiza.

En cuanto al episodio en el aula universitaria, el ex ministro escribió que la clase fue interrumpida por el abucheo de un "pequeño grupo de manifestantes que se dicen defensores de los derechos humanos, pero que no trepidan en utilizar la estrategia nazi-fascista de impedir que se expresen quienes no opinan como ellos".

Ese día, un grupo de argentinos nucleados en la agrupación Colectivo Argentino por la Memoria, que dirige Alicia Bonet Krueger silbaron e insultaron al ex funcionario, interrumpiendo su exposición.

"No se podía dar la oportunidad de hablar en un lugar así a un personaje que arruinó y destruyó la economía argentina, que participó desde 1976 junto con (Alfredo) Martínez de Hoz en la construcción del terrorismo de Estado", señaló entonces Bonet Krueguer, quien también afirmó que Cavallo no había tenido la oportunidad "de hacer una intervención".

"Los lectores de este blog habrán seguramente visto en los diarios y medios audiovisuales de la Argentina la crónica, no de la conferencia, pero sí del ´escrache a Cavallo´. Que así saliera la noticia en los medios locales era el objetivo de este grupo. Pero no lograron que la conferencia se suspendiera", afirmó el ex ministro.

También sostuvo que la conferencia, las preguntas y las respuestas se extendieron "por casi dos horas y fue seguida con mucha atención por los participantes" y ofreció como prueba el sitio de la Cátedra de las Américas, que "tiene una descripción y un registro gráfico del evento, que desmiente la afirmación del pequeño grupo de revoltosos argentinos que trataron de impedir la realización de la conferencia", añadió.

Para finalizar su comentario en el blog, Cavallo subrayó: "Afortunadamente, la Universidad de París tiene los recursos para impedir que en su ámbito un grupo de argentinos fanáticos e intolerantes coarte la libertad de expresión, una libertad tan cara a la tradición francesa de defensa sincera y comprometida de los derechos humanos".

Comentá la nota