Cauto, pero optimista, Buzzi inauguró el período legislativo

Con un discurso austero en cuanto a anuncios, pero optimista de cara a la coyuntura de crisis internacional que fue una de las líneas directrices de sus palabras, el intendente ratificó ayer la continuidad de su plan de gestión e instó a dejar de lado las disputas políticas.
El intendente Martín Buzzi inauguró ayer el 37º período ordinario de sesiones del Concejo Deliberante, y en las primeras líneas con las que se dirigió a la audiencia recordó que la celebración de la apertura de período legislativo se produce en un contexto inédito para el país, la provincia y la ciudad, y que el carácter excepcional de la crisis mundial y sus repercusiones en las economías de toda la geografía del planeta es un hecho que plantea la obligación de reflexionar sobre la forma en que la ciudad transitará este período. Punto en que el mandatario resaltó que más allá de los riesgos, el momento también presenta nuevas oportunidades para reafirmar el camino que conduzca al desarrollo, el crecimiento y la integración social

“Esta es la hora del no obstruccionismo ni de disputas mezquinas que reinan en la política y que se acentúan en años electorales, esta es una hora distinta: la de la seriedad, del trabajo y la dedicación responsable al ejercicio de la función. Nadie nos perdonará que dediquemos el tiempo a discusiones intrascendentes. Es necesario demostrarle a la comunidad que estamos a la altura de los tiempos que vivimos” resaltó, para trasladar tal reflexión a la relación entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo.

En distintos momentos de su alocución el jefe de la comuna se refirió a los ejes éticos y de trabajo con que deberá afrontarse la coyuntura, comenzando por señalar que habrá que redoblarlos en todos los ámbitos, por tratarse de un año en que la capacidad de iniciativa del estado y el ritmo será determinante para preservar la producción y el empleo y continuar con el desarrollo de políticas sociales inclusivas.

“Se trata de ser conscientes que de las decisiones que salen de este recinto y de los distintos ámbitos de decisión del gobierno dependen la vida cotidiana y todos los bienes mas preciados de la comunidad” resaltó, agregando que “seremos creativos para cumplir con lo que hace al rol activo del estado y mientras en otras latitudes las noticias hablan de cierre masivo de empresas, caídas de bancos, retracción del trabajo a niveles impensados, nosotros humildemente nos proponemos cumplir con un ambicioso programa”.

Desde el punto de vista económico, Buzzi instó a profundizar el camino iniciado, siendo cuidadosos ya que la caída abrupta en el precio del petróleo afecta los ingresos por regalías e impactan sobre el presupuesto y en este sentido señaló que la política municipal está orientada a preservar los recursos que garanticen las políticas de incentivo al desarrollo, el fortalecimiento del mercado interno, la defensa del empleo y las obras de infraestructura diseñadas para construir el presente y futuro de la ciudad.

LO QUE VIENE

El intendente dedicó algunos párrafos a recordar lo hecho en 2008, como punto de partida para enunciar la continuidad de su plan de gestión. Así, recordó que en el ámbito legislativo se le dio tratamiento a un conjunto de nuevas propuestas donde la representación de las diferentes voces tuvieron como resultado la apertura de nuevas y promisorias perspectivas para el desarrollo de la ciudad y la consolidación del rol de líder de la región, y en ese contexto resaltó además las acciones que resaltaron la participación ciudadana como las audiencias públicas y el presupuesto participativo, que señaló como dos instancias clave para profundizar la democratización de la sociedad, haciéndola parte de las decisiones de gobierno.

“Creo que es necesario decir que aún desde la oposición se ha reconocido que este gobierno tiene trazado un proyecto para Comodoro” observó el intendente cosechando uno de los aplausos mas cerrados de la mañana. Introduciendo el camino que pretende recorrerse durante 2009, Buzzi señaló que no se trata de un proyecto que se agota en los límites de un sector político sino que se aspira a que sirva de basamento para la construcción de políticas permanentes reconocibles como propias por la comunidad y las fuerzas políticas.

Bajo este eje, el intendente enumeró las obras que se prevén en un marco de profundizar soluciones al problema del hábitat con una política que aspira a convertirse en uno de los ejes fundamentales de la gestión: el ordenamiento de tierras y la progresiva solución a las necesidades de las familias en el marco del cumplimiento de los procedimientos que marcan el acceso a la tierra.

Además, señaló como uno de los objetivos prioritarios el tratamiento y mejora de los espacios públicos para lo que se han incrementado en un 70% las previsiones en las partidas de conservación y mantenimiento, y ratificó la ejecución de obra pública destinada al mejoramiento de los distintos barrios de la comuna.

También informó que durante 2009 se continuarán gestionando fondos para las obras de infraestructura básica prevista en el Plan Director de Saneamiento que incluye para el ejercicio actual las licitaciones correspondientes al colector máximo del sur, colector máximo del norte y la reformulación del sistema acueducto Lago Musters–Comodoro Rivadavia.

“Estamos cambiando el perfil de una ciudad que tuvo un crecimiento vertiginoso y cuyo diseño era necesario replantear. Ello requiere necesariamente un orden de obras planificadas, muchas de las que se empezaron o concluyeron durante 2008 y que forman parte de un plan que se continuará durante 2009” recordó, para llamar a construir una ciudad en el que el progreso sostenido, el acceso ordenado a la tierra y la vivienda, la educación, el acceso al conocimiento y la generación de formas de inclusión social y la reducción progresiva de la brecha que marcan las desigualdades, pueda transformarse en una realidad reconocible para los comodorenses.

Comentá la nota