Los cautivos estarían en Brasil.

Los cautivos estarían en Brasil.
Aborígenes de la región dijeron haberlos visto allí muy delicados de salud.
Tres policías y un soldado secuestrados que las FARC ofrecen liberar unilateralmente mañana formarían parte de "un grupo de más de 15 personas muy enfermas´´ que la organización insurgente mantiene encadenadas en territorio selvático de Brasil desde hace "más de dos años".

Lo afirmaron dos líderes indígenas de la etnia tatuyo a El Nuevo Herald que aseguran haberlos visto. Los tatuyo habitan una enorme región amazónica que incluye una parte del departamento colombiano de Vaupés y territorio de Brasil.

El rescate de estos secuestrados va a ser practicado en un lugar secreto por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que usará dos helicópteros militares Cougar suministrados por el gobierno de Brasil, con los logos del organismo internacional, según señaló el ministro de Defensa colombiano, Juan Manuel Santos.

La versión de los indígenas consultados indicaría que las aeronaves militares de Brasil deberían recoger en su propio territorio a los cuatro secuestrados colombianos o en la línea de frontera entre los dos países.

De hecho, la misión que practicará el rescate, de la que forma parte la senadora opositora colombiana Piedad Córdoba, partirá en la madrugada desde territorio de Brasil, según lo confirmó ella misma.

"No me cabe la menor duda´´ de que es cierto lo afirmado por los indígenas, dijo el ex senador colombiano Luis Eladio Pérez, liberado a comienzos de 2008.

Pérez estuvo secuestrado más de seis años por las FARC y fue mantenido durante la parte final de su cautiverio "precisamente en esa región´´ señalada por los indígenas.

De acuerdo con sus propios cálculos, Pérez fue mantenido largo tiempo en una zona que él ubica aproximadamente "80 kilómetros al sur de Mitú´´, capital de Vaupés. Ese punto corresponde ya a territorio brasileño o al límite de Colombia con ese país.

Pérez contó a El Nuevo Herald que los mejores testigos de cuanto hacen las FARC en la selva son precisamente las comunidades indígenas.

Los líderes tatuyo contaron que han visto campos de concentración de las FARC en Brasil, donde son mantenidos grupos de secuestrados. También han visto cuando los transportan caminando por la selva o navegando, principalmente por los ríos fronterizos Pira-Paraná y Papurí.

Comentá la nota