Cautela de los intendentes ante el anuncio de la presidenta

El anuncio de la Presidenta de compartir la recaudación de las retenciones a la soja con las provincias y los municipios tomó por sorpresa a los jefes comunales riojanos que no tienen una Ley de Coparticipación municipal para garantizarse un criterio ecuánime en el reparto.
Algunos intendentes prefieren no hablar del tema, al menos hasta que el Gobernador no los convoque con ese objetivo.

Un ejemplo de ello es el capitalino Ricardo Quintela, que como en todo año electoral prefiere plantarse del lado del gobernador y no alentar expectativas que puedan molestar a Beder Herrera.

Por ello, fuentes municipales manifestaron que el Intendente esperará que el Gobernador ponga el tema en la agenda pública para recién dar a conocer su posición.

Queremos hablar

El jefe comunal de Ortiz de Ocampo, en cambio, reclamó que los intendentes sean escuchados para poder tener previsibilidad, tras el anunció presidencial.

Alejandro Quintiero cree que la distribución de la retenciones a la soja es “justo y noble” y que por primera vez se “escucha la palabra municipio”, pero reclamó que el Ejecutivo los atienda.

El funcionario simpatizó con la medida presidencial “independientemente de la discusión técnica de por qué a la soja y no a otro producto”.

“El Gobernador debería reunirnos y comunicarnos qué parte le corresponde a cada uno de los departamentos según el municipio y sería importante, necesario y fundamentalmente justo, un principio de justicia social”, apuntó.

Destacó además que “la medida es importante porque las provincias chicas podrán generar empleo, infraestructura y escuelas”.

“No es tiempo”

Claudio Saúl, jefe comunal del departamento Rosario Vera Peñaloza, pidió prudencia y seriedad en la discusión por la forma en que se administrarán los recursos provenientes de las retenciones a las exportaciones de soja.

“Vamos a esperar que salga el decreto para ver cuánto le toca a La Rioja. Si bien no tenemos una Ley de Coparticipación municipal, sí tenemos un acuerdo marco para distribuir los recursos”, dijo Saúl.

Para Saúl, el actual sistema de distribución que aplica la Provincia no merece ningún reproche. “No me puedo quejar del actual Gobernador, ya que independientemente de los acuerdos, cuando solicitamos para obras, las asignan”.

“Es un esquema de distribución justo, donde no se tiene en cuenta la cantidad de habitantes, sino las situaciones precarias de los pueblos y la distancia de la Capital”, remarcó Saúl.

La mayoría de los jefes comunales prefirieron no opinar hasta conocer la decisión de Beder Herrera.

Comentá la nota