Con cautela, la CGT defendió su monopolio

Con cautela, la CGT defendió su monopolio
Para los líderes de la central obrera "una cosa es la decisión de la Corte y otra la voluntad de los trabajadores de organizarse". Respaldaron el modelo sindical vigente pero advirtieron que respetarán el fallo del máximo tribunal.
La CGT reaccionó con cautela ante el nuevo fallo de la Corte Suprema referido a los criterios de libertad sindical en la Argentina. Los dirigentes eligieron defender el modelo del monopolio de representación pero se cuidaron de criticar al máximo tribunal. La actitud mesurada de los sindicalistas obedeció a que la mayoría esperaba un fallo como el emitido ayer, como parte de una serie de resoluciones que arrancó en noviembre de 2008 y que promete continuar con más dictámenes en igual sentido.

"No es ninguna novedad, sabíamos que había más fallos de la Corte. Pero una cosa son las resoluciones y otra la voluntad de los compañeros para organizarse, que no creo que tenga tanto que ver", le dijo a este diario Juan Carlos Schmid, jefe del sindicato de Dragado y Balizamiento y uno de los colaboradores más estrechos de Hugo Moyano en la CGT.

Schmid, secretario de Capacitación de la central obrera, minimizó el impacto de la nueva resolución del tribunal al señalar que "no existe una inmensidad de fallos que digan que es obsoleto el modelo sindical", aunque aclaró que la CGT respetará el criterio de la Corte. "El modelo argentino tiene muchos años y no hay que hacer una interpretación tan lineal como la que indica que estos fallos van a redefinir ese esquema. No es tan así", agregó el dirigente.

El diputado oficialista y abogado de la CGT Héctor Recalde fue más allá e incluso habló de "la conformidad" de la organización y de Moyano con el fallo. Según el especialista, la resolución del tribunal responde a "una realidad que hace tiempo indicaba que muchas veces son los activistas sindicales quienes sufren persecuciones y represalias, sin tener otra protección que el amparo consagrado por la ley sindical vigente, interpretado muchas veces en forma restrictiva o por la ley antidiscriminatoria".

"Hoy es tiempo de reivindicar el fondo de la cuestión resuelta, más allá de las formalidades técnicas del fallo", agregó Recalde. El legislador, presidente de la comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados, valoró la defensa ejercida por el fallo sobre los dirigentes de las organizaciones sindicales no reconocidas.

Las quejas de la CGT por los criterios de la Corte se concentraron en el fallo del año pasado y recrudecieron en las últimas semanas de boca del propio Moyano, que si bien no se refirió a las posibles sentencias atacó al tribunal por su vínculo con el personal judicial.

De hecho, el jefe del sindicato de judiciales (UEJN), Julio Piumato, dijo ayer que la resolución fue "importante" pero aclaró que la Corte "no tiene el mismo trato" con los trabajadores que el expresado a través de sus sentencias. Piumato se manifestó preocupado por una eventual "fragmentación gremial" con las decisiones del tribunal.

Los judiciales responden con un paro

El secretario general del gremio de los trabajadores del Poder Judicial, Julio Piumato, ratificó ayer que no habrá actividad en los tribunales de todo el país a excepción de aquellos que llevan causas de lesa humanidad. La medida de fuerza de la Unión de Empleados de Justicia de la Nación fue anunciada la semana pasada, el mismo día que la Corte Suprema anunció que estaba cerca de resolver una causa sobre libertad sindical que afectaba los intereses de la CGT. "Venimos reclamando hace tres meses por escrito una recomposición salarial. Además, reclamamos una jubilación igualitaria para todos y el derecho a participar de la conducción de la obra social", dijo el sindicalista.

Comentá la nota