Cautela ante la inminente llegada de Wal-Mart

La presidenta de la Asociación Centro Comercial Luján adelantó que la respuesta será fortalecer la zona céntrica de la ciudad para tornarla competitiva comercialmente.
Admitió que la complicación más grande para los comerciantes locales sería la llegada de 80 locales, anunciados dentro del paquete de inversiones.

La construcción de la primera parte del mega centro comercial parece un hecho. Después de 10 años de amague, la firma Desarrollos Inmobiliarios de Luján está a punto de concretar el anuncio realizado a fines de la década pasada.

De esta manera, Luján pasará a contar con un nuevo hipermercado, en este caso de la cadena Wal-Mart. El proyecto final incluye una cadena de cine y un shopping.

La propuesta cuenta con el aval de Provincia y con el fuerte apoyo de las autoridades municipales, que a principios de semana se reunieron con los representantes de la firma.

Conocidos los pormenores de ese encuentro –que fueron detallados en la edición pasada de este bisemanario-, EL CIVISMO dialogó con Ana Perna, presidenta de la Asociación Centro Comercial Luján.

“Empezamos a trabajar con el municipio en lo que es el centro comercial a cielo abierto. La semana pasada empezamos a trabajar en eso, que es algo en lo que estamos dedicados desde hace años”, explicó Perna.

Ante lo que parece el inexorable arribo del mega emprendimiento comercial, los comerciantes de la zona céntrica consideran primordial “fortalecer nuestro centro comercial para ser lo más competitivos posibles, para enfrentar todo esto”.

“No tenemos que asustarnos. Sabemos que en las ciudades donde se han instalado esta clase de centro comercial, al menos al principio, el comercio común se ve bastante afectado. Pero la idiosincrasia de Luján es diferente a otros lugares. La gente de Luján se maneja diferente. Por supuesto que van a ir al shopping, pero todavía no se habla de eso. A nosotros lo que más nos complicaría son los 80 locales comerciales que se proyectan instalar. Veremos cómo sigue el tema.

“Nuestras energías tienen que estar puestas en volvernos competentes, implementar un montón de cosas que tenemos en carpeta. Ahí vamos a ver qué pasa. Vamos a medir fuerzas.

Nosotros tenemos a favor la gente que viene por el turismo religioso. En principio todo el mundo va a ir a mirar. Pero si recorrés Las Palmas de Pilar un día de semana, no anda absolutamente nadie. El comercio de Pilar se dio cuenta que tenía que renovarse y está resurgiendo”, expresó Perna.

COMPETENCIA LEAL

La presidenta de la asociación que nuclea a los comercios de la zona céntrica, adelantó que desde la entidad prestarán mucha atención para que el mega emprendimiento “no cuente con beneficios que no tenemos los comerciantes comunes, porque eso sería una competencia desleal”.

Perna dijo desconocer si existen herramientas legales para oponerse a un emprendimiento comercial de estas características, aunque aclaró que “no podemos estar en contra del progreso”. Reiteró que “mientras la competencia sea legal, no hay problema”.

“Desde el punto de vista de la información estas cosas siempre se manejan mal. Por eso queremos saber bien los detalles del proyecto, porque de lo contrario es hablar en el vacío. No nos gusta hablar por hablar. Qué podemos opinar si no tenemos nada en la mano. Cuando tengamos todas las herramientas y las cosas claras veremos qué hacemos. Nosotros somos muy transparentes. No nos gusta confrontar, todo con el diálogo y el consenso. Esa es nuestra política”, expresó Perna.

Comentá la nota