En Caucete, un pedido de renuncia por el uso de los viáticos oficiales

El secretario administrativo del Concejo Deliberante, Daniel Mercado, quedó ayer en la picota tras un pedido que se trató en el recinto y que fue rechazado, de que sea separado del cargo. Se le objetaron supuestas irregularidades cometidas en la tramitación de viáticos por viajes realizados durante el 2008 y este año.
Se trata de dos viajes a Córdoba y a Mendoza el año pasado y a Córdoba y La Rioja este año.

Según la concejal basualdista Marcela Carrasco, una de las dos peticionantes de sanciones contra Mercado, dice que éste último no presentó, como marca la normativa, ante el Concejo los permisos para ausentarse y tampoco justificó qué tipo de viajes fueron. Según el secretario fueron para perfeccionarse en temas municipales, "pero nunca mostró invitación alguna o comprobantes de que haya participado en esos encuentros", dijo Carrasco.

Según se escuchó ayer, Mercado sumó ahora una nueva falta porque en una sesión de diciembre del 2008, el Concejo dispuso reducir de 4 a 3 pesos la tasa de alumbrado público que el municipio cobra a través de la empresa DECSA a los usuarios de la categoría de menor consumo, técnicamente llamada T1R2. Son 4.425 usuarios de un total de casi 8.000 que hay en el departamento. Pero Mercado omitió comunicar la rebaja al Ejecutivo municipal y recién lo hizo en marzo de este año. En la práctica, los 4.425 usuarios que corresponden a los sectores más humildes se vieron privados del beneficio de la rebaja y pagaron de más. Al Concejo no llegó comunicación de que se les hubiera practicado el descuento de 1 peso por boleta con posterioridad. Por ese tema, Mercado ya recibió un llamado de atención.

Por ambos hechos, la concejal, apoyada por el concejal radical Hugo Bueno, pidió la separación del cargo del secretario administrativo. Pero el resto de los concejales rechazaron el planteo y el presidente del cuerpo, el justicialista Pedro Díaz, salió a confirmarlo en el cargo a Mercado, que es un dirigente del justicialismo caucetero y es sobrino del secretario de Obras de la comuna, Silvio Ibáñez.

Díaz reconoció que fue una falta no haber comunicado al cuerpo que el secretario se ausentaba, pero dijo que la Comisión de Labor Parlamentaria debió controlar. "Acá no hay ningún faltante de dinero, se trata de un error administrativo", justificó el presidente. Y sobre la falta de comunicación de la rebaja en la tasa dijo que Mercado ya había recibido un llamado de atención.

Comentá la nota