Catorce partidos de centroizquierda presentaron un recurso de amparo contra la Reforma Política

Catorce partidos políticos encabezados por el MST, MTS, la Democracia Cristiana y el PO, y con respaldo de los diputados Fernando "Pino" Solanas (Proyecto Sur), Margarita Stolbizer (GEN), Victoria Donda y Cecilia Merchan (Libres del Sur), y del senador Samuel Cabanchik (PROBAFE), pidieron que la Justicia declare la nulidad y la invalidez de la reforma política aprobada por el Congreso a fines del 2009.
La presentación la efectuaron ante el juzgado de María Servini de Cubría y con la misma, los partidos de centroizquierda rechazan la ley porque –fundamentan- al imponer un número mínimo de afiliados pone en riesgo la personería jurídica de los partidos más chicos.

La iniciativa de los legisladores constituye un nuevo caso de la judicialización de la política, tan mencionada durante todo este verano porque no es la primera vez que los políticos recurren a la justicia para que frenen leyes o decretos, tal como sucedió, por ejemplo, con la ley de medios y con los dos decretos por los que el Gobierno, por un lado, creó el Fondo del Bicentenario y por otra parte, destituyó al titular del Banco Central, Martín Redrado.

Tras la presentación del amparo, los dirigentes políticos y legisladores de centroizquierda ofrecieron una conferencia de prensa en el Salón Eva Perón del Senado de la Nación y, en diálogo con NOVA, Marcelo Ramal (Partido Obrero), precisó que la presentación "es fundamentalmente contra el veto presidencial de carácter parcial a la reforma política porque este veto agrava las condiciones ya muy proscriptivas de esa norma".

En este sentido, Ramal puntualizó "dos cuestiones: deroga la amnistía que se había dictado en las causas de caducidad de partidos correspondientes a la ley anterior, es decir, impone una nueva ley sin derogar las sanciones de la ley anterior".

"En segundo lugar, acorta enormemente los plazos para poder cumplir con los requisitos de la nueva ley, por lo tanto torna a la ley totalmente proscriptiva en términos aún más grave que lo que constituía la reforma en su versión original" agregó.

Asimismo, Ramal recalcó: "En el amparo señalamos que, por tratarse de un veto total a la ley, en el sentido de que modifica sustancialmente las condiciones de lo que votó el Congreso la ley debe volver al mismo y debe ser derogado el veto parcial".

El dirigente del Partido Obrero enfatizó, en materia política, que "este Gobierno quiere disimular su incapacidad para gobernar, y para romper con los intereses sociales que han gobernado históricamente a este país quiere encubrir ese fracaso reglamentando la vida política y proscribiendo la actividad política en el país, principalmente golpeando a la izquierda que cotidianamente está organizando a los trabajadores en las fábricas y luchando también por una nueva dirección sindical".

"La misma mordaza que los Kirchner y los Moyano quieren aplicar a los trabajadores en los sindicatos el Gobierno, en el orden electoral se la quiere aplicar al Partido Obrero y a otras fuerzas políticas", culminó Marcelo Ramal.

En la conferencia de prensa, además, Vilma Ripoll (MST), afirmó que "cuanto más crece su impopularidad política, más antidemocrático y proscriptivo se vuelve el gobierno K. Hay que enfrentar en todos los terrenos su plan de acallar toda oposición y en especial la de izquierda".

Comentá la nota