La catástrofe de Villarino

Hay dos imágenes que significan una síntesis de la situación que se vive en los campos de la zona norte de Villarino.
Por un lado, el camino polvoriento. La arena acumulada contra el alambrado o contra un árbol o contra una tranquera. Ya no importa la magnitud del viento. Cualquier soplido levanta ese talco que "que no nos deja respirar ni siquiera cuanto estamos encerrados en la casa", graficó uno de los productores.

Y por el otro, esas vacas que encontramos en un campo a pocos kilómetros de Algarrobo. Son apenas 11, entre novillitos y terneros que esperan por el dueño. Ya no quieren caminar por las 500 hectáreas. ¿Para qué? No hay nada para comer. Solo polvo, arena y piedra. Se quedarán allí, como el perro, a la espera de la mano del amo para saciar el hambre.

La catástrofe en números

• El partido de Villarino tiene 1.009.985 hectáreas

• Unas 87 mil (aproximadamente el 9%), sobre riego

• Hasta el momento, llovieron 180 milímetros

• A octubre del 2009, el stock ganadero es de 265 mil animales

• 100 mil menos que a principios de año

Comentá la nota