Catamarca no tendrá voz ni voto para elegir el nuevo COMFER

El Gobierno oficializó en un decreto la lista de miembros. Tendrá 10 días para designar dos directores del nuevo COMFER y funcionará pese a las quejas de privados, que no llegaron a acordar el envío de representantes. Tampoco los mandaron Capital Federal y un tercio de las provincias.

En su apuro por comenzar a aplicar la nueva Ley de Medios antes del recambio legislativo del 10 de diciembre, el Gobierno conformó un organismo clave sin tener aún representantes de los medios de comunicación privados, así como de la Ciudad de Buenos Aires y de varias provincias.

En la edición de hoy del Boletín Oficial, y tras un plazo exiguo que generó resistencias de las empresas, oficializó la composición con la que arrancará el Consejo Federal de Comunicación Audiovisual. Es el órgano –con fuerte peso de los gobernadores- que deberá designar en sólo diez días a dos directores del nuevo COMFER, y así comenzar a aplicar la Ley de Medios K.

El Consejo tiene 38 miembros y el oficialismo tiene garantizado el predominio porque 24 de los integrantes corresponden a las provincias y la Ciudad de Buenos Aires. Pero en el decreto no figura ningún nombre porteño, como tampoco de las provincias de Córdoba, Corrientes, Chubut, San Luis, Catamarca y La Rioja. Salvo esta última, todas ellas están conducidas por la oposición o el peronismo no kirchnerista.

El organismo también está formado por tres representantes de los medios privados (que aún no fueron consensuados), tres de los prestadores sin fines de lucro, tres de los sindicatos del sector, uno de las universidades nacionales, uno de las universidades con carreras de comunicación, uno de los medios públicos, uno de las sociedades gestoras de derechos (Argentores, SADAIC, etc.) y uno por los pueblos originarios que integran el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI).

Prestadores privados de carácter comercial habían puesto reparos por el apuro oficial. El último día hábil del mes pasado, el COMFER había llamado a constituir en sólo cinco días el Consejo Federal.

Cada sector debía, en tres días, enviar los nombres propuestos y surgidos del consenso. En el caso de los privados, un área compleja por la cantidad de actores involucrados, el plazo fue denunciado por "exiguo e ilógico" por la Comisión de Medios de Comunicación Independientes (CEMCI), que nuclea a canales abiertos, radios, cables, diarios y revistas de todo el país.

El Gobierno ya había previsto en el llamado del COMFER que el Consejo Federal debía funcionar aunque alguno de los sectores no lograse enviar su propuesta de integrantes. Como curiosidad, entre los designados por los gobernadores hay uno de ellos: el kirchnerista chaqueño, Jorge Capitanich.

Comentá la nota