Catamarca también pediría la restitución de fondos de la ANSES

Desde hace 15 años, la Nación destina el 15% de la masa coparticipable a financiar el Sistema Previsional, hoy con un superávit récord. Aprovechando la reestatización de la Seguridad Social, las provincias se movilizan para recuperar esos recursos.
La decisión del Gobierno Nacional de eliminar las AFJP y reestatizar el sistema previsional, y la consecuente transferencia de los fondos millonarios de las administradoras privadas que irán a acrecentar el superávit de la ANSES reavivaron un reclamo que cada tanto solía escucharse de parte de algunos gobernadores: que se vuelva a distribuir el 15% de los fondos coparticipables que, desde hace 15 años, son destinados a financiar la Seguridad Social.

Apenas se conoció el proyecto, varios gobernadores salieron a plantear la necesidad de modificar el esquema de financiamiento de la ANSES a favor de las provincias. Primero fue Hermes Binner, de Santa Fe, después se sumó el cordobés Juan Schiaretti, Celso Jaque en Mendoza, Juan Manuel Urtubey en Salta, el entrerriano Sergio Urribarri y el gobernador de Chubut, Sergio Das Neves.

Sin embargo, en septiembre, incluso antes de que Nación anunciara la modificación al sistema jubilatorio, y en el marco del reclamo por el recorte de fondos a las provincias el gobernador Eduardo Brizuela del Moral había señalado en declaraciones a este diario: "El problema no son los índices de distribución, sino que la Nación le quitó a las provincias cada día más fondos de coparticipación. Con el tema de las jubilaciones se tomó un 15% de los fondos provinciales; es una de las medidas que tomó el Gobierno nacional hace unos años", recordó.

Consultado sobre el tema y sobre la posibilidad de que la provincia se sume a este reclamo, el ministro de Economía de la Provincia, Mamerto Acuña dijo que todo recurso genuino que se sume a las arcas provinciales será bienvenido, pero remarcó que la discusión excede el reclamo de los fondos transferidos a la ANSES.

"Lo que están haciendo las provincias no hay que tomarlo sólo como este reclamo puntual del 15% de la ANSES o el de la coparticipación de los ingresos de la ley de créditos y débitos bancarios, sino que pasa por empezar a buscar que se incrementen los ingresos genuinos para los estados provinciales, sobre todo por la falta de financiamiento que se avizora para 2009 como consecuencia de la merma de la actividad económica".

Para Acuña, esa discusión más amplia ya no tiene que ver siquiera con "los fondos coparticipables, sino más bien con la relación Nación-provincias".

Sin embargo, al decir que "cualquier mayor ingreso va a ser bueno para la provincia", aseguró estar reafirmando "lo que dijo el gobernador sobre la necesidad de revisar algunas medidas".

"Ahora se abre esa posibilidad de discutir los recursos de la ANSES, pero como provincia estamos trabajando para contar con mayores ingresos de transferencias automáticas", dijo tras señalar que es poco probable que, en 2009, se pueda modificar el esquema de financiamiento de ANSES.

Según confirmó el titular de Hacienda, en 2008, Catamarca cedió a la ANSES 212 millones de pesos, mientras que, en 2007, los recursos coparticipables correspondientes a la provincia que fueron a financiar la caja previsional ascienden a los 158 millones.

A través del pacto federal de 1992 firmado entre la Nación y las provincias, el Gobierno Nacional quedó facultado para retener el 15% de la masa coparticipable primaria y destinarla al financiamiento del Sistema Previsional. Esa retención comenzó a aplicarse en 1994, desde cuando las provincias vienen resignando, en total, a favor de la ANSES, unos 130 mil millones de pesos. La paradoja es que hoy las provincias están desfinanciadas y el organismo de la Seguridad Social goza de un superávit de unos 7 mil millones de pesos, que crecerá abismalmente cuando se transfieran los fondos de capitalización.

212

Son los millones de pesos que dejó de recibir Catamarca en 2008 por la ley que obliga a resignar fondos coparticipables para financiar a la ANSES. El año pasado, los recursos resignados fueron 158 millones de pesos.

Fuente: Ministerio de Hacienda de la Provincia.

Comentá la nota