Catamarca, relegada del mapa nacional en obras y programas

Catamarca, relegada del mapa nacional en obras y programas
En algunos programas, incluso alimentarios, la Provincia no recibió un peso este año
Por fuera de la coparticipación federal, el envío de partidas destinadas a programas, obras y otras inversiones nacionales en la Provincia está sujeto a las alianzas que se tejen y destejen al fragor político. Hace más de un año, el discurso del Gobierno local se estructura en cuestionar la discriminación de la que dicen ser objeto de parte de la Nación, que direcciona su billetera a jurisdicciones más afines políticamente.

La situación, largamente denunciada a través de los medios, no tuvo su correlato en la Justicia, pese a que en el Gobierno aseguran que ya está todo listo para accionar jurídicamente.

Sin embargo, los números de la Ejecución Presupuestaria Nacional, muestran que, efectivamente, el envío de recursos a la Provincia se ve menguado o está por debajo del crédito vigente otorgado.

Los recursos de Vialidad Nacional remitidos a Catamarca son, sin embargo, los que mejor performance muestran. De los 77,4 millones de pesos presupuestados, al 12 de julio figurada una ejecución de 52 millones, es decir del 67% de los recursos. Como contrapartida, basta mencionar que para otras jurisdicciones aliadas al proyecto nacional, los desembolsos en materia vial fueron más fluidos. Por caso, la Buenos Aires gobernada por Daniel Scioli recibió en el primer semestre el 100,4% previsto para el 2009: 309,8 millones de pesos de los 308,5 prometidos. Santa Cruz, la provincia de los Kirchner, tuvo más suerte aún: recibió en seis meses 345,6 millones, un 120% más de lo pactado para todo el año, que estaba en el orden de los 156 millones de pesos.

Los recursos del Ministerio de Planificación que dirige Julio de Vido son los más jugosos, pero también los más reacios para ser liberados a las provincias díscolas. Del Programa Techo Digno, que agrupa a los principales emprendimientos de viviendas, Catamarca no recibió un peso en 2009 de los 69,6 millones de pesos prometidos en el presupuesto. Buenos Aires, en cambio, ya recibió el 71% de los 764 millones otorgados; y Santa Cruz, más del 200% de lo presupuestado para el año.

La lista de ejemplos continúa. Tampoco se giraron fondos –ni un peso- en el marco del Programa de Apoyo al Desarrollo de Infraestructura Urbana en Municipios ni en el Seguridad Alimentaria, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social. Sobre este punto, las trabas, aseguran en la Nación, pasan por malas rendiciones de cuentas en años anteriores.

El Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (ENOHSA) giró a Catamarca un 30% de los 7 millones prometidos y el Programa Más Escuelas, Mejor Educación, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) desembolsó en la provincia un 29% de los 9,5 millones del presupuesto anual vigente

Comentá la nota