Catamarca, primer duelo electoral entre Kirchner y Cobos.

La elección de legisladores provinciales de Catamarca será el campo de experimentación que el matrimonio Kirchner y Julio César Cobos eligieron para medir fuerzas de cara a los comicios legislativos nacionales de octubre, que tendrá en Mendoza el escenario principal de esta batalla entre los miembros de una sociedad política destrozada tras el voto del vicepresidente contra las retenciones.
La elección será el próximo 8 de marzo y estarán habilitados para votar algo más de 241.000 catamarqueños. Pero a pesar de tratarse de apenas el 0,89% del padrón nacional, la presencia de Kirchner y Cobos en la campaña les darán a los comicios catamarqueños voltaje y relevancia nacional.

La disputa comenzará a tomar cuerpo en la tercera semana del corriente mes, en que los Kirchner tienen previsto sumarse al tramo final de la campaña electoral del Frente para la Victoria, sello que en la provincia administra Armando Mercado, ex marido de la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchnher.

Por su parte, el vicepresidente analiza la posibilidad de apoyar en persona al gobernador Eduardo Brizuela del Moral, radical del oficialista Frente Cívico y Social, que fue uno de los primeros dirigentes en romper con el kirchnerismo tras las elecciones presidenciales de 2007. Tras la resolución parlamentaria del debate de las retenciones móviles, el mandatario se sumó al proyecto político de Cobos.

En este escenario, tanto los Kirchner como Cobos se jugarán una fuerte apuesta electoral que, sin duda, repercutirá en sus aspiraciones políticas para lo que quede del año electoral.

Néstor Kirchner iría al territorio catamarqueño el 23, para asistir a un acto del PJ en la ciudad de Belén. Al día siguiente, Cristina visitaría la provincia. Sería en un típico acto de entrega de subsidios en el departamento Capayán.

Promesa

Esto fue lo que les aseguró Kirchner a los intendentes peronistas catamarqueños que recibió hace unos días en la quinta de Olivos, a los que no sólo les prometió fondos para obras, sino que también les pidió que se unieran para poder derrotar al Frente Cívico y Social.

Esta tarea la llevó a cabo Mercado, con éxito: en la medianoche del viernes último pudo ofrendarle a su ex cuñado un trabajoso mosaico integrado por todos los sectores del balcanizado PJ local, en el que conviven, junto a los kirchneristas, representantes de Ramón Saadi y Luis Barrionuevo.

Sin embargo, en la provincia hay quienes dudan de que Kirchner cumpla su promesa en una provincia en la que existe un fuerte rechazo al Poder Ejecutivo como consecuencia de la clara política de castigo que en materia financiera ha aplicado la Casa Rosada desde que Brizuela del Moral decidió pararse en la vereda de enfrente de los Kirchner.

Por su parte, Cobos también analizará hasta último momento si se arriesga a ponerle el cuerpo a una campaña electoral, por más provincial que sea, cuyo resultado podría impactar en su principal aspiración política para este año, que es ganar las elecciones en Mendoza.

Cobos fue invitado a Catamarca por el radical Genaro Collantes. Cerca del vicepresidente admiten que hay ganas de hacer el viaje, aunque tratan de bajarle el tono a la participación del vicepresidente en el proceso electoral. "Será un acto institucional, con el gobernador", aseguran.

En caso de decidirse, la visita se produciría el domingo 1° de marzo, una semana antes de las elecciones. La decisión final podría conocerse esta semana.

¿Qué teme Cobos, que todavía se mantiene indeciso en cuanto a sumarse a la campaña catamarqueña, a pesar de que las encuestas favorecen al oficialismo provincial? En 2005, el kirchnerismo dio la sorpresa y se impuso en los comicios legislativos, un antecedente para tener en cuenta.

Comentá la nota