En Catamarca, hasta curas y taxistas combaten el dengue

Las autoridades sanitarias los convocaron para que le comuniquen a la gente las formas de eliminar al mosquito transmisor y la forma de detectar la enfermedad. Los religiosos hablan del tema al final de cada misa
En Catamarca, debido a la propagación del dengue (según el Ministerio de Salud de la Nación, allí hay 3.413 casos autóctonos y uno importado), las autoridades sanitarias se pusieron en campaña para que todo el mundo actúe como agente de salud e informe como eliminar al mosquito transmisor y cuáles son los síntomas de la enfermedad.

Para esto, se convocó a policías, profesores, remiseros, sacerdotes y taxistas, quienes son los encargados de, en el ámbito que les corresponde, hablar sobre cómo evitarlo, buscando que ciertas actitudes, como no tirar el agua de los floreros o guardar cacharros, no se repitan.

Mirella Orellana, parte del comité de operaciones de emergencia que comenzó a funcionar en marzo, explicó que "cuando se identificó que había una epidemia de dengue, empezamos a capacitar a los médicos y a los enfermeros. Pero nos dimos cuenta que teníamos aumentar el alcance: por eso, estamos dando charlas para que los líderes comunitarios sepan y nos ayuden a detener al dengue".

Sucede que, tal cual lo indicó Jorge Brandan, especialista en medicina social y comunitaria, "la gente no toma conciencia del riesgo. Muchos actúan como si nunca los fuera a afectar".

Domingo Chaves, vicario episcopal de la catedral, habló sobre la iniciativa y reconoció que "como sacerdote sé que no me corresponde hacer un análisis clínico, pero 40 sacerdotes ya hemos recibido capacitación. Le aconsejamos a la gente que asuma un compromiso contra el dengue, que puede afectar a cualquiera", al punto tal que hablan de la enfermedad al final de la misa, publicó el diario Clarín.

Comentá la nota