Catamarca: una elección provincial, no nacional

Por Carlos Fara Analista político. Director de Fara y Asociados

¿Cobos le ganó a Kirchner? Definitivamente no, cuando se mira por debajo del agua y se toma distancia de los titulares de los medios y algunos análisis. Sucedió lo habitual para Catamarca en una elección provincial de este tipo

¿Ganó Cobos y perdió Kirchner en Catamarca? La respuesta a esta pregunta es mucho más compleja de lo que parece, aunque la presidenta y su esposo pusieron un interés especial en este comicio provincial.

Para comprender mejor lo que sucedió hay que tener en cuenta varios datos:

n El electorado nunca lo vivió como una puja nacional. Interesaba en buena medida avalar o no la marcha de la gestión de Brizuela, lo cual la convertía en una cuestión provincial, pese las numerosas visitas de funcionarios kirchneristas.

n Brizuela tampoco quiso que se nacionalizase la elección. Esa orden dio a su equipo de campaña y teniendo la oportunidad de invitar a Cobos para equilibrar la puja nacional, no lo hizo. ¿Por qué? Por una sencilla razón: según una encuesta de nuestra consultora realizada a nivel provincial y concluida 11 días antes de los comicios, eran más (el 40 %) los catamarqueños que estaban en desacuerdo con que Brizuela del Moral se haya alejado del gobierno de Cristina Kirchner, lo cual indica que la opción nacionalizadora tampoco le resultaba simpática.

n La aprobación de la gestión de Cristina roza el 50%. La visita de la presidenta a la provincia fue muy bien vista por los habitantes de la capital provincial. Tonto hubiese sido por parte de Brizuela plantarse abiertamente contrario a los K.

n Cristina o Néstor Kirchner ganarían hoy una votación presidencial en Catamarca. Quizá por la falta de oponentes de fuste, quizá por la dispersión opositora, lo cierto es que en una pregunta con respuesta espontánea, los K se imponen ampliamente, triplicando la intención de voto de Julio Cobos. Otro dato que abona por qué el gobernador no apostó a la presencia del vicepresidente, quien tiene una imagen positiva alta, pero aún no se lo visualiza como líder.

Luego, se debe analizar cómo es Catamarca desde el punto de vista electoral, al menos desde 2003 para acá:

n Catamarca es sin duda una provincia peronista cuando se trata de elecciones presidenciales: en 2003 ganó Menem con el 50% y Cristina arrasó con el 53% de los sufragios en 2007.

n La provincia es del Frente Cívico y Social de Brizuela en todas las elecciones de diputados provinciales que se realizaron durante la era K, señalando que en 2007 incluso fueron aliados.

n La única elección donde ganó el kirchnerismo sin alianzas, fue la elección de diputados nacionales de 2005, donde la sociedad local -fragmentada sobre todo en 3 partes- optó por plebiscitar favorablemente los dos primeros años de gobierno de Néstor Kirchner.

n El peronismo catamarqueño nunca superó el 40% de los votos en una elección de legislatura provincial. Este domingo 8 de marzo, las dos vertientes justicialistas recogieron el 37% de los sufragios, según los datos provisorios.

n El Frente de Brizuela -salvo en alianza con los Kirchner- nunca superó por más 12 puntos de diferencia a la segunda fuerza en una elección de diputados provinciales. Este pasado domingo la diferencia roza los 10 puntos. Es decir: pareciera que nada raro ocurrió en Catamarca este 8 de marzo de 2009, tratándose de una elección de cargos provinciales, no ejecutivos, que siempre se votan en fechas separadas de las elecciones por cargos nacionales.

Volvamos a la pregunta inicial: ¿Cobos le ganó a Kirchner? Definitivamente no, cuando se mira por debajo del agua y se toma distancia de los titulares de los medios de comunicación y algunos análisis. Sucedió lo habitual para Catamarca en una elección provincial de este tipo.

¿Los catamarqueños votaron en contra de Kirchner? No, votaron a favor de Brizuela, tal cual lo indican nuestro estudio de opinión pública, cuya proyección electoral es idéntica a los resultados provisorios conocidos el domingo por la noche.

¿Kirchner se equivocó al movilizarse tanto a favor de su frente electoral? Quizás, pero los que están duchos en política saben que esto pasa cada dos por tres.

Comentá la nota