Catamarca apuesta a la producción de azafrán

La producción de plantas aromáticas y especialmente del azafrán, un cultivo rentable tanto para el mercado doméstico como para el exterior, es una de las propuestas que surgió en nuestra provincia como alternativa a los cultivos tradicionales.
Se trata de una iniciativa afincada en la localidad de Pomancillo, a 25 kilómetros de la capital provincial, en el valle central catamarqueño.

"El azafrán es la especia más cara del mundo con un valor cinco veces superior a la vainilla y treinta más que el cardamomo", aseguró el productor Eduardo Ocampos, quien además destacó la importancia de la mano de obra en este tipo de cultivos por la recolección individual de cada una de las flores que se levantan a unos 15 centímetros del suelo.

"Es un cultivo muy rentable y que no requiere de una gran inversión inicial", dijo Ocampos, quien inició este emprendimiento con 3.500 bulbos de la variedad gourmet en 2007.

El azafrán es muy buscado por los paelleros, como los dedicados a la cocina española para saborizar platos como el arroz a la valenciana, guisados y otros.

Se trata de un cultivo de otoño-invierno -una época de escasa actividad agrícola-, que requiere suelos de mediana fertilidad y agua con moderación, de labores culturales sencillas y de bajos valores.

Comentá la nota