Catalán Magni: «Somos un espacio plural y abierto a todos»

El candidato a Diputado Nacional por «Hacer por Tierra del Fuego» aseguró que el partido que encabeza «es de todos y no tenemos padrinos en las sombras»; descartando así que su amistad con el matrimonio Kirchner implique un padrinazgo. «Este espacio político no es de nadie y sí es de todos los que lo soñamos y trabajamos en él», afirmó.
RIO GRANDE.- El candidato a diputado nacional por el partido «Hacer por Tierra del Fuego», Julio Catalán Magni, aseguró que el espacio político que encabeza, con vista a los comicios nacionales del próximo 28, «es de todos y no tenemos padrinos en las sombras»; descartando de este modo que su amistad con el matrimonio Kirchner implique un apoyo a su campaña en la provincia.

«Estoy orgulloso de ser amigo de mis amigos y jamás voy a renegar de ellos, pero este espacio político no es de nadie y sí es de todos los que lo soñamos y trabajamos en él», remarcó.

Catalán Magni recordó que, por su actividad deportiva «de 23 años en el automovilismo, he hecho amistad con importantes dirigentes nacionales, gente con peso específico y poder en las filas del kirchnerismo, duhaldismo, el peronismo disidente, el PRO, el menemismo y todos los ismos que queramos agregar a la lista, pero insisto que no mezclemos la amistad con padrinazgos».

«No obstante, de algo sí pueden estar seguros: como Diputado Nacional voy a tocar la puerta que haya que tocar para hacer llegar la voz del pueblo de Tierra del Fuego y conseguir cosas para nuestra provincia», aseguró.

Catalán Magni consideró que «lo que está bien no podemos sino señalarlo y apoyarlo y, desde luego, trabajar para mejorar lo mucho que aún queda por hacer»; asegurando que el partido pretende «ser un espacio de propuesta positiva y no de crítica, lo que está mal lo sabemos todos».

De esta manera, el candidato de «Hacer por Tierra del Fuego» definió desde el pragmatismo su flamante partido político, que en los últimos días lo tuvo encabezando una apretada agenda de actividades en Tolhuin, Ushuaia y Río Grande.

«Es vital escuchar, escuchar y seguir escuchando a la gente, sólo así podés ser su voz en el Congreso Nacional y salir a impulsar soluciones palpables. De los grandes temas de fondo como la Ley 19.640, por supuesto. Pero fundamentalmente de cosas concretas de lo cotidiano: de la gente que necesita pagarse un billete de avión a Buenos Aires, que su hijo con capacidades especiales reciba atención de especialistas o que el hospital cuente con una ambulancia 4x4, que todos tengamos servicios esenciales como cloacas», puntualizó.

Asimismo, sostuvo que «más allá de las ideologías y banderías políticas, Hacer por Tierra del Fuego es un espacio donde queremos que todos los que sentimos el llamado de involucrarnos, de comprometernos para mejorar las cosas, podamos sumarnos para trabajar»; remarcando que entre sus filas existen «justicialistas, mopofistas, radicales, gente del ARI, a la que nos une la idoneidad de haber hecho las cosas bien cada uno en nuestros campos de actuación profesional, en muchos casos la juventud y por sobre todo las ganas de hacer cosas con mucha seriedad, poniendo en juego nuestro propio prestigio sobre la mesa».

«Y también la falta de experiencia en la política, que a esta altura de las cosas creemos que puede ser considerado todo un valor en sí mismo, a la vista de tantos proyectos de larga data que no han sido todo lo exitosos que hubiésemos esperado. Somos nuevos, precisamente porque las cosas deben cambiar. Nos lo pide la gente en las calles: « ¡Julio, dale para adelante y, por favor, no sean más de lo mismo!»», finalizó.

Comentá la nota