"No es casualidad que Banfield esté puntero"

Para el DT del Taladro, el presente de su equipo es fruto de una buena planificación: a una estructura sólida se le suman individualidades en gran nivel. Así se ilusiona con el título.
La necesidad de engrosar el promedio después de una serie de malas temporadas determinó que los dirigentes de Banfield volvieran a recurrir a los servicios del entrenador que en 2005 llevó al equipo hasta los cuartos de final de la Copa Libertadores, en una campaña que quedó marcada en la historia del club. Es por eso que desde el comienzo de su segundo ciclo en la entidad del Sur, Julio César Falcioni se propuso armar un plantel competitivo y protagonista. Y lo consiguió, ya que bajo su conducción el equipo está puntero e invicto y sueña con alcanzar un gran anhelo: obtener un título en la Primera División. "Tenemos la misma ilusión de toda la gente, pero tenemos que estar tranquilos para dar la pelea hasta el final", sostuvo el DT en un diálogo con Página/12 en el que analizó las claves del buen momento que atraviesa Banfield.

–¿Es una sorpresa que Banfield esté puntero a esta altura del campeonato?

–Para mí no. No digo que sabía que íbamos a ser a esta altura los únicos invictos del campeonato, pero trabajamos a conciencia y con la idea de que teníamos que pelear arriba para sumar. Al plantel le agregamos buenos refuerzos y se dieron los resultados. No fue una casualidad, es una consecuencia de una planificación bien hecha.

–¿Y cuál es la clave de este buen momento que atraviesa el equipo?

–Somos un equipo que privilegia el orden. Entramos a jugar con esa idea, y a eso le sumamos el buen momento que atraviesan nuestras individualidades, como Erviti, James Rodríguez y, sobre todo, nuestros dos delanteros, Sebastián Fernández y Silva, que andan muy derechos en el área. Cuando a un buen funcionamiento colectivo se le agregan buenos jugadores, los resultados llegan solos. La clave de todo lo que estamos viviendo reside en eso.

–¿De sus palabras se puede deducir que es cierto eso de que los equipos se arman de atrás para adelante?

–En este caso en particular, puede ser. Buscamos desde un primer momento tener mucha solidez atrás. Por eso trajimos a Sebastián Méndez, que cumplió una gran tarea y le aportó mucho al trabajo que ya hacían Barraza y Víctor López. Además contamos con un arquero de mucha experiencia y sobriedad como Lucchetti. Y por eso tenemos la valla menos vencida del campeonato.

–Usted tiene fama de ser un entrenador utilitario, que privilegia el resultado por sobre el buen juego. ¿Es así?

–Dicen que soy "sacapuntos", y la verdad que si no se ganan partidos y no se consiguen los resultados, no se puede trabajar porque a uno lo echan. Eso sucede con todos los entrenadores. Trato de buscar un funcionamiento, y después se llega al buen juego y a los resultados. La cosa pasa por ahí.

–En ningún otro equipo obtuvo tan buenos resultados como los que consiguió en Banfield. ¿Este club es su "lugar en el mundo"?

–Es un lugar donde tuve muchas alegrías, como la campaña que hicimos entre 2003 y 2005, que le permitió a Banfield jugar varias copas internacionales. Me siento bastante identificado con esta institución, pero no puedo decir que me voy a quedar para toda la vida. El fútbol tiene muchas vueltas.

–La gente de Banfield está muy ilusionada. ¿Cómo hace para que no se convierta en una presión adicional para el plantel?

–Nosotros también estamos ilusionados, porque vemos que podemos y que estamos haciendo las cosas bien. Pero a los jugadores les digo que no hay que apurarse y hay que estar tranquilos. Si seguimos así vamos a llegar al final del campeonato con posibilidades, y después se verá. Lo importante es que el grupo está bien y convencido de lo que pretende.

–El campeonato tiene a diez equipos en cinco puntos. ¿Esto marca una paridad hacia abajo?

–Para mí no. El campeonato argentino es parejo por la calidad de los jugadores que tiene y, si bien es cierto que se van figuras todos los años, el nivel sigue siendo competitivo.

–Además de Banfield, ¿qué otro equipo le gusta?

–Me gusta mucho lo que están haciendo Estudiantes y Vélez, que son equipos con un trabajo muy consolidado. Pero también me dejaron una buena impresión Argentinos y Newell’s.

–¿Entre ellos y ustedes está el campeón?

–Va a ser decisivo lo que suceda después de la fecha 15ª. A partir de ahí, algunos ya van a estar más perfilados que otros para llegar al título. Se nos viene una seguidilla de tres partidos muy duros (Estudiantes, San Lorenzo y Vélez), que va a ser fundamental para saber si podemos llegar con chances hasta el final del campeonato.

–En el fútbol argentino, ningún entrenador que haya sido arquero pudo salir campeón. ¿Se romperá esta vez el maleficio?

–Alguna vez tiene que pasar. Y yo soy un hombre de fe.

Comentá la nota