Castromán: "Sin la pelota, no podés ir al frente"

Castromán: "Sin la pelota, no podés ir al frente"
Asegura que los problemas de Racing son futbolísticos. Y que hay que evitar los temores.
Atrás quedó el empate ante San Lorenzo, pero el sabor agridulce de no haber aprovechado el hombre de más y de no haber podido conseguir la primera victoria del torneo, se ve reflejado en el rostro de preocupación de los jugadores de Racing. "Cuando uno no gana, no se queda conforme. Sabíamos internamente que podríamos haber ganado. No encontramos un rumbo de juego y por eso se nos complica el panorama, pero somos concientes de que estamos teniendo muy poco juego", dijo Lucas Castromán tras la práctica, en Pilar que debió suspenderse debido a la fuertes lluvias caídas ayer.

La falta de gol y la preocupación por el bajo nivel de juego siguieron siendo los problemas de los que se conversa en el equipo de Ricardo Caruso Lombardi. "El problema es futbolístico. Cuando no tenés la pelota no podés ir al frente. A veces se hace difícil, pero hay que estar tranquilos y tratar de hacer las cosas de la mejor manera posible para revertir este momento" aclaró el jugador, quien podría llegar a ocupar el lugar de Pablo Lugüercio, lesionado.

El mal momento de juego que está pasando Racing porque no se le dan los resultados que esperaba se reflejó en los reproches de los hinchas. En San Lorenzo, el pedido de la gente bajo desde la popular con el "vayan al frente". "El que está de este lado, nunca se va a poner del lado de la gente y los hinchas tampoco se puede poner de nuestro lado. Es lógico que si ellos ven que los resultados son negativos y ven que el equipo no gana van a estar enojados, es por eso que es entendible", expresó el ex Boca y Vélez, quien, a pesar de esta situación que le toca vivir, se hace cargo.

Por otra parte, en la práctica de ayer, Castromán dio su punto de vista sobre las declaraciones de Caruso Lombardi cuando el entrenador dijo: "Los jugadores tienen temor a perder". "Son cuestiones que te pasan dentro de la cancha. Cuando el temor ya lo sienten cuatro o cinco jugadores es difícil, te vas metiendo sin darte cuenta y cuando querés reaccionar las piernas no te responden. Pero vamos a tratar de revertirlo contra Independiente", enfatizó el jugador.

Sin embargo, el panorama que se vive en Racing es de optimismo, más allá de que aún el equipo no sumó de a tres. Los jugadores están confiados en que una victoria contra Independiente puede llegar a cambiar la imagen del equipo. "El partido del domingo puede ser muy importante para nosotros, somos concientes de que si ganamos el clásico nos vendría muy bien anímicamente. Aparte le daríamos una alegría a la gente para poder calmar esta situación en la que a ninguno le gusta estar y trataremos de hacer lo mejor posible para ganar", resumió Castromán.

Hoy el equipo volverá a los entrenamientos en el estadio y será un jornada de doble turno.

Comentá la nota