Castro Rendón: piden informe por supuesto abandono de guardias

El director del hospital Castro Rendón, Adrián Lammel, aseguró ayer en el programa Vuelta de Página, que se emite por LU5, que solicitó un informe a la guardia de este centro de salud con el fin de esclarecer el supuesto abandono de atención que sufriera un niño el lunes pasado, al ingresar de urgencia con una doble fractura en su brazo.
El director del hospital Castro Rendón, Adrián Lammel, aseguró ayer en el programa Vuelta de Página, que se emite por LU5, que solicitó un informe a la guardia de este centro de salud con el fin de esclarecer el supuesto abandono de atención que sufriera un niño el lunes pasado, al ingresar de urgencia con una doble fractura en su brazo.

El responsable de la institución sostuvo que ese día, a pesar de las medidas de fuerza tomadas por el personal médico, se garantizó una guardia quirúrgica para cubrir cualquier tipo de emergencia.

"Así se ha hecho siempre, cada vez que hay un conflicto o un paro. En ese momento también había cirujanos y traumatólogos disponibles, por lo que necesito saber qué fue lo que pasó para deslindar responsabilidades de nuestra parte", señaló Lammel.

Por su parte explicó que conocía dos versiones respecto de lo sucedido con el alumno de la Escuela Nº 232, quien lesionó su brazo tras caer mientras jugaba al fútbol en el recreo.

"Por un lado me enteré por la radio que el hospital no contaba ese día con cirujanos o traumatólogos para operar al chico y por otro que la ART contratada por la escuela pidió la derivación hacia un centro de salud privado porque tenía convenio con esa clínica, lo cual implica dos cosas diferentes que estoy tratando de investigar", sostuvo el director.

Lammel dijo que también está investigando por qué no se había trasladado al estudiante en una ambulancia, siendo que el hospital poseía unidades disponibles que fueron adquiridas recientemente, explicó.

Según la declaración vertida por la directora de la escuela, "el niño permaneció más de dos horas esperando para que lo trasladen hasta la sala de rayos, mientras que los camilleros y los enfermeros pasaban caminando hacia afuera como si nada".

El alumno debió ser derivado a la clínica en silla de ruedas. Emergencias A.P.A, el servicio de ambulancias contratado por el CPE en caso de accidentes en las escuelas sólo trasladó al menor hasta el Castro Rendón y luego se retiró. De acuerdo con la vocal de la rama primaria del Consejo, Marcela Mortada -por convenio- la empresa está obligada a llevar al alumno hasta el centro asistencial público más cercano a la escuela y asegurarse su atención.

Comentá la nota