Castro dijo que "la derecha racista" combate contra Obama en los Estados Unidos

El dictador cubano opinó que "la extrema derecha lo odia por ser afroamericano y que combate lo que el presidente hace para mejorar la imagen deteriorada de ese país"
El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, está tratando de concretar avances positivos para su país, pero está siendo combatido en cada paso que da por derechistas que lo odian porque es negro, escribió el martes el líder cubano Fidel Castro.

En una columna inusualmente conciliatoria sobre Obama, Castro dijo que el mandatario ha heredado muchos problemas de su predecesor George W. Bush y que está intentando resolverlos, pero que "la poderosa extrema derecha no se resigna a medida alguna que en grado mínimo disminuya sus prerrogativas".

Castro escribió que Obama no desea cambiar el sistema político y económico de los Estados Unidos, pero "a pesar de eso, la extrema derecha lo odia por ser afroamericano, y combate lo que el presidente hace para mejorar la imagen deteriorada de ese país".

"No albergo la menor duda de que la derecha racista hará todo lo posible por desgastarlo, obstaculizando su programa para sacarlo del juego por una u otra vía, al menor costo político posible (...) ¡Ojalá me equivoque!", añadió el dictador.

Castro, quien escribe comentarios para los medios estatales cubanos, ha criticado duramente a Obama en ciertas ocasiones, lo ha alabado y en buena parte ha dicho que lo observa rigurosamente para ver si es sincero respecto a lo que ha dicho sobre cambiar la política de su país respecto a Cuba.

Obama ha dicho que quiere poner fin a 50 años de hostilidades entre Washington y la isla caribeña y aliviar el embargo comercial que su país impuso a la isla de gobierno comunista. Pero el presidente de los Estados Unidos ha dicho que el embargo sólo será levantado si Cuba muestra progresos en relación con los derechos humanos y los prisioneros políticos, dos temas que Raúl Castro ha dicho estaría feliz de discutir, pero sobre los cuales no se harán concesiones unilaterales.

Comentá la nota