Castro: “Apostamos a una sociedad de la que ustedes serán artífices”.

Palabras de la secretaria académica en la apertura del Curso de Ingreso 2009, que le permitirá a una importante cantidad de alumnos transitar los primeros pasos por la educación superior. El acto se desarrolló en la sede Pergamino de la casa de altos estudios, se valoró el rol de las universidades públicas en la formación de ciudadanos comprometidos.

Ayer en horas de la mañana, en una sencilla ceremonia realizada en la planta alta del edificio de la sede Pergamino de la Universidad Nacional del Noroeste de la provincia de Buenos Aires (Unnoba) se inició formalmente el Curso de Ingreso 2009, alternativa académica obligatoria y no eliminatoria de la que participarán los alumnos que se inscribieron para cursar en cualquiera de las carreras que ofrece la casa de altos estudios.

El acto fue presidido por Florencia Castro y Guillermo Tamarit, secretaria Académica y rector de la Unnoba respectivamente, quienes en sus consideraciones se dirigieron a los ingresantes instándolos a insertarse con compromiso en las dinámicas de la vida universitaria.

Ante un marco numeroso de alumnos, la primera en hacer uso de la palabra fue la secretaria Académica, que en sus reflexiones expresó lo siguiente: “Bienvenidos a esta casa de estudios, a partir de este momento forman parte de una comunidad universitaria que durante sus pocos años de existencia ha experimentado significativas transformaciones. Estamos convencidos de que la educación se debe convertir en el instrumento para ingresar al siglo XXI con posibilidades ciertas de una mejor calidad de vida”.

En la misma línea, señaló que “el mejoramiento de la calidad educativa y el impulso a las actividades de investigación son objetivos prioritarios de esta Universidad, que permanentemente está revisando, ampliando y diversificando la oferta académica” y abundó en el convencimiento de que “es una tarea que debe ser construida entre todos”.

“Una Universidad de calidad no sólo necesita de buenos docentes y de una gestión eficaz, sino también de estudiantes comprometidos con la institución”, agregó instando a los ingresantes a “asumir la responsabilidad de ser parte de esta comunidad para lograr una carrera académicamente exitosa, de la cual obtengan una titulación, pero también y aún más importante que les permita convertirse en ciudadanos responsables comprometidos con la sociedad y con la región que hoy les permite acceder a una educación de calidad pública y gratuita, para que en un futuro próximo, la educación superior no sea un privilegio para algunos sino una posibilidad para todos”.

“La Unnoba les ofrecerá pasantías, becas, posibilidades de participar en actividades recreativas, culturales y políticas, participar en proyectos de investigación durante su carrera académica y un sinnúmero más de actividades que irán descubriendo en el transcurso de su vida académica. Esperamos que aprovechen estas oportunidades que les brinda nuestra institución”.

“Estamos apostando a una sociedad más justa de la que ustedes serán los artífices; aspiramos a que nuestra universidad, por sobre los saberes, brinde a quienes egresen de ella, una formación que les inculque creencias y valores para la vida y para mejorar la sociedad en la que vivimos”, concluyó recordando que “la Secretaría Académica tiene las puertas abiertas para las consultas e inquietudes que ustedes tengan”.

Ser parte del futuro

En la continuidad de la ceremonia, las consideraciones fueron de Guillermo Tamarit, que manifestó que “a todos ustedes les toca ingresar a la Universidad cuando se cumplen 200 años del nacimiento de Darwin, el autor de la teoría de la selección natural, a 150 años de su principal obra que es el origen de las especies, lo cual va a producir un debate en todo el mundo sobre una de las ideas más revolucionarias que construyó la ciencia como es aquello de establecer la selección natural, que en el mundo los que sobreviven, los que se desarrollan son los más aptos, ni los más inteligentes, ni los más altos, ni los más bajos, ni los más gordos ni los más flacos, sino en términos muy complejos como la aptitud”.

“Es una idea que ha sobrevivido 150 años y que se encuentra en su plenitud”, aseveró planteando que “en la Universidad lo que aprendemos es a desarrollarnos en términos de nuestro pensamiento crítico, para esto van a tener que extender su vocabulario, para lograr la posibilidad de transferir a los otros lo que saben otorgándole a la palabra el valor que tiene”.

Con referencia a la importancia de estudiar en una universidad pública, el rector de la Unnoba destacó en coincidencia con la secretaría académica que “les da la posibilidad de llevarse algo más que saberes en una formación profesional, y de adquirir un conjunto de valores y de relaciones que los comprometerá con su entorno y les exigirá ser cada vez más aptos”.

En este sentido opinó que “cuantos más universitarios tenga el país y esta región, mejor va a ser el nivel de vida de quienes habitamos en ella” y recordó que “la Unnoba está ubicada en un lugar de muchísimo empuje y futuro como el noroeste bonaerense”.

“El crecimiento y desarrollo va a estar de la mano de la capacidad de los recursos que seamos capaces de formar de aquí en adelante”, apuntó insistiendo en que “la formación de recursos humanos va a ser la llave que nos va a permitir seguir desarrollando esta región”.

Sobre el final de su discurso, y en una apelación directa a los estudiantes, les señaló que “ustedes comienzan un camino que les demandará un enrome esfuerzo de persistencia y voluntad, pero recuerden que esta decisión que han tomado les permitirá ganar autonomía e independencia para tomar sus propias determinaciones y eso es muy atractivo”.

Comentá la nota