Castigo del INTA a una científica por informar

Acostumbrada a suministrar información sin tener que pedir permiso, Stella Carballo, experta en agrometeorología y reconocida mundialmente, no midió las consecuencias. Esta científica, que se desempeña en el INTA de Castelar, recibió un apercibimiento de las autoridades del Instituto, según confirmó a Clarín un vocero. ¿El motivo? "Carballo difundió datos sin antes consultar a sus jefes y sin respetar los mecanismos de funcionamiento del INTA", añadió la fuente.
El pecado de Carballo fue señalar que se "vivía la sequía más importante de los últimos 100 años, situación que se agravará porque la siembra se iniciará sin carga de agua en el suelo".

La científica no evaluó el impacto de sus investigaciones en momentos en que el Gobierno postergaba la discusión sobre la ley de Emergencia Agropecuaria, a la que accedió tratar después de las elecciones. Este jueves, la Emergencia, que significa un fondo de ayuda por $ 500 millones, podría convertirse finalmente en ley.

Los trabajos de Carballo son sumamente útiles ya que anticipa el comportamiento del clima, un dato clave para producir materias primas. Eso hizo, a fines de 2008, cuando sufrió el apercibimiento que trasciende ahora.

Desde que Carlos Cheppi asumió en la secretaría de Agricultura, el INTA está dirigido por el tucumano Carlos Paz, un destacado extensionista rural. En el INTA, colegas de Carballo comentaron a este diario que se desató una "especie de industria del sumario.Con cualquier excusa manchan los legajos", soltó un veterano que aclaró, sin embargo, que aún "no se vive una caza de brujas".

Por suerte, a Carballo no la relegaron y seguirá trabajando en el Instituto de Clima y Agua del INTA de Castelar. La vocera del INTA resaltó ayer que "el apercibimiento es una medida leve".

Comentá la nota