ATE castigada por insistir con las huelgas

Aunque de salarios no se habla, la mayoría de los sindicatos vinculados al estado provincial mantienen conversaciones con las autoridades limitadas a cuestiones laborales.
La mesa de diálogo entre el gobierno provincial y los gremios estatales sigue su curso. Algunos sindicatos, como el de los judiciales, hasta llegaron a suscribir un acta con el subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá, avanzando en la discusión de aspectos vinculados a la relación laboral.

Surgida simultáneamente con el ofrecimiento del 6 por ciento de aumento para la administración pública, la mesa tiene como finalidad acercar las demandas sectoriales con cada área del gobierno provincial, correspondiéndole a cada ministro la implementación de las medidas correctivas consensuadas con los gremialistas.

Mientras Utelpa tiene su ámbito de discusión en la paritaria y UPCN se reúne asiduamente con distintos funcionarios provinciales, el otro gremio grande de los estatales, ATE, está en capilla por su actitud belicosa.

La Asociación Trabajadores del Estado es el único sindicato que no ha sido convocado por Pedehontaá. ¿Por qué? "Por las razones que son de público conocimiento", le dijo a LA ARENA el funcionario provincial, sin entrar en más detalles.

Obviamente, el subsecretario alude al plan de lucha que desde hace un mes viene profundizando ATE, y que se plasmará esta semana con un nuevo paro de 72 horas.

En la vereda contraria, SIPOS, Luz y Fuerza y los Viales, ya superaron la primera instancia de la mesa de diálogo y consiguieron llegar al nivel del ministro Paulo Benvenuto.

Estas conversaciones no contemplan la cuestión salarial. Este es un tema que maneja en forma exclusiva el gobernador Oscar Mario Jorge.

Dentro de las áreas de gobierno con más problemas, sin dudas que la que se destaca es Salud, que también ha ingresado en una etapa de protesta efectiva con paros que afectan el normal desenvolvimiento asistencial de los principales hospitales de la provincia, situación que se agravará a partir del miércoles cuando los trabajadores de la salud y los profesionales prosigan con el plan de lucha mediante una huelga de tres días.

El sector está expectante por conocer las medidas que se prevé el gobernador anunciará en los próximos días, aunque todo indica que apuntarán a "beneficiar" a los profesionales y, con ello, desarticular la alianza estratégica de los profesionales y no profesionales hospitalarios.

Los docentes provinciales, en tanto, pararán el jueves. Ese día, convocados por ATE, Utelpa, Sitrasap y la Asociación de Profesionales del Hospital Lucio Molas, manifestarán su disgusto por la falta de respuestas salariales desde el Ejecutivo y marcharán hacia la Casa de Gobierno.

Comentá la nota