Castiga a Washington una feroz tormenta de nieve

Provocó dos muertos y dejó a 215.000 personas sin electricidad
Una fuerte tormenta de nieve golpeó ayer el área de Washington, donde dejó por lo menos dos muertos, 215.000 personas sin electricidad y provocó la suspensión de todos los vuelos. La capital norteamericana y los estados vecinos de Virginia, Maryland, Delaware y Virginia Occidental fueron declarados en emergencia por las autoridades.

Incluso el presidente Barack Obama, se vio afectado: la ambulancia que siempre acompaña al mandatario, que hoy se desplazó a un céntrico hotel de Washington para participar del Comité Nacional Demócrata, chocó ayer, sin consecuencias, contra otro de los vehículos del convoy presidencial por las condiciones meteorológicas. Obama bautizó a la tormenta Snowmageddon (Armagedón de nieve), en alusión a la batalla que, según la Biblia, marcará el fin de los tiempos.

Según el alcalde de Washington, Adrian Fenty, los servicios de emergencia se encuentran desplegados al máximo para hacer frente a la tormenta. "Hay una cantidad de nieve que ninguno de nosotros había visto aquí en su vida", dijo.

Al respecto, el gobernador de Maryland, Martin O?Malley, declaró al diario The Washington Post: "Anticipamos que se trata de la mayor precipitación de nieve en la historia del estado". En algunas zonas de Maryland han caído más de 75 centímetros de nieve.

Pronósticos locales indicaron que el frente de mal tiempo podría causar la nevada más intensa registrada en 90 años en el área de Washington.

Los aeropuertos de la capital estadounidense y de Filadelfia se encuentran abiertos nominalmente, aunque todos los vuelos fueron suspendidos. El sistema de autobuses no funcionó ayer y el subte mantuvo un servicio reducido. También se cancelaron los servicios ferroviarios y las oficinas gubernamentales cerraron ayer cuatro horas más temprano.

La tormenta de nieve ha causado ya numerosos accidentes de tránsito y caídas de árboles. En Virginia Occidental, el gobernador Joe Manchin ha desplegado a la Guardia Nacional para que ayude en las tareas de despeje de las carreteras.

Algunos hospitales en áreas periféricas han pedido a propietarios de vehículos todoterreno que transporten a médicos y enfermeras.

Las autoridades han instado a los ciudadanos a no desplazarse a menos que sea por razones de urgencia, para no interferir en los trabajos de los equipos de limpieza y asistencia. La tormenta causó hasta ahora la muerte de dos personas, un padre y un hijo atropellados en Virginia por un tractor que resbaló después de que las víctimas se detuvieran a ayudar a otro automovilista.

Comentá la nota