Castells vino de La Rioja para liberar un colectivo secuestrado a su partido

Desde Villa Quinteros había partido, a las 8, un ómnibus con rumbo a San Miguel de Tucumán. El objetivo era llegar al depósito del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, en Lavalle al 2.400, pero nunca pudo llegar a destino.
En el micro viajaban Jorge Sánchez, Ignacio Ledesma y Ariel Corbalán, que portaban una orden oficial para retirar 400 módulos alimentarios que serían distribuidos por el Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD), que lidera Raúl Castells.

Al llegar al acceso a la capital, por avenida Roca, la unidad fue detenida por una supuesta infracción (escape de gases contaminantes), según el personal abocado a un control vial.

Cuando se ordenó el secuestro del ómnibus, los tres pasajeros se negaron a bajar y fueron llevados al corralón municipal. De inmediato, los dirigentes se comunicaron con Castells, que se encontraba en La Rioja. Alrededor de las 20, llegó el líder del MIJD para gestionar la liberación de la unidad y de sus compañeros.

"Es una vergüenza que tenga que venir de tan lejos por algo así. Esto es una persecución política, porque el ómnibus tiene todos los papeles a nombre del movimiento", afirmó Castells anoche, mientras hacía trámites en el corralón de la Municipalidad, donde permanecía estacionada la unidad.

El dirigente precisó que Sánchez es coordinador del MIJD en Tucumán y que será el candidato a gobernador en 2011. "Inventaron cosas para frenarnos. Lo peor es que miles de pibes se quedaron sin los alimentos que debíamos retirar", se quejó. A las 21, tras la liberación del vehículo, Sánchez dijo que el lunes volverán a la ciudad para retirar los módulos alimentarios que les prometió el Gobierno.

Comentá la nota