Castells tomó un supermercado y fue detenido

Castells tomó un supermercado y fue detenido
El dirigente amenazó con nuevas ocupaciones; coordinan una protesta común para el martes
En otra jornada signada por las protestas en las calles de la Capital, el líder del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD), Raúl Castells, fue detenido luego de copar una sucursal de la cadena de supermercados Coto, frente a la plaza Constitución. Liberado tres horas después, anunció que hoy marchará hacia la gobernación de Buenos Aires, en La Plata, y amenazó con protagonizar nuevos movilizaciones el próximo martes.

De esta manera, el 1° de diciembre parece haberse convertido en la fecha límite para que el Gobierno atienda los reclamos de las distintos grupos piqueteros que no pueden ingresar en el plan oficial de cooperativas Argentina Trabaja, de acuerdo con las conversaciones que hasta ayer mantuvieron dirigentes de varias organizaciones de base que no suelen compartir sus manifestaciones.

Entre ellos se encuentra la Corriente Clasista y Combativa, las 11 organizaciones que ayer cortaron la avenida 9 de Julio y los grupos que acamparon hace tres semanas frente al Ministerio de Desarrollo Social, como el Frente Popular Darío Santillán y el MTD Aníbal Verón. Hoy podrían sumarse otras organizaciones que habían logrado un principio de acuerdo con el Gobierno.

Ayer, al salir de la comisaría donde estuvo tres horas detenido, Castells amenazó con "marchar" el 1° de diciembre hacia todos los supermercados del país "si Kirchner no paga lo que debe pagar", en referencia a las asignaciones por hijo y los sueldos de las cooperativas del Plan Argentina Trabaja. Pero no se detuvo allí en sus críticas hacia el Gobierno y sus aliados, particularmente el líder de la Federación de Tierra y Vivienda, Luis D?Elía.

"D?Elía puede ir a tomar una comisaría en La Boca, desarmar a 16 policías, llevarse un cuadro original de Quinquela Martín: ahí no hay problemas", dijo, para luego denunciar que sus militantes habían recibido "una represión brutal y salvaje".

El dirigente piquetero había llegado cerca de las 11 al supermercado ubicado en Lima y Garay, en Constitución, en donde ingresó junto con otros 10 manifestantes para exigir la reincorporación de 400 trabajadores "despedidos", según sus dichos.

Poco antes de las 13, un pelotón de la Guardia de Infantería entró en la sucursal y, entre golpes y forcejeos, se llevó detenido a Castells.

Según fuentes de la comisaría 16a. citadas por la agencia Télam, el piquetero fue apresado por "averiguación de extorsión". La causa quedó radicada en el juzgado de instrucción 35, a cargo de Osvaldo Daniel Rappa.

Cinco marchas

La movilización más numerosa se dio minutos antes de las 11, cuando militantes de 11 organizaciones piqueteras, entre las que se encontraban CUBA?MTR y Asambleas del Pueblo, cortaron totalmente el tránsito de la avenida 9 de Julio, a la altura de Carlos Calvo, para reclamar por el ingreso en el Plan Argentina Trabaja. Su intención era llegar al Ministerio de Desarrollo Social, pero un operativo policial les impidió acercarse hasta el edificio oficial, por lo que decidieron bloquear hasta las 16 el ingreso y la salida de la Capital desde el sur del conurbano.

A pocos metros de allí, sobre la Autopista 25 de Mayo, la policía desalojó un piquete de trabajadores de la central nuclear Atucha, enfrentados con la dirección de la Unión Obrera de la Construcción. Vinculados con el grupo que el 5 de noviembre cortó la ruta Panamericana, los manifestantes denunciaron hechos de corrupción en la central.

Casi en simultáneo, trabajadores docentes realizaron un corte total durante el mediodía en la Avenida de Mayo y Bolívar, frente a la Jefatura de Gobierno porteño, para exigir un aumento salarial y protestar contra los recortes del presupuesto educativo y de viviendas.

También hubo una movilización de becarios e investigadores del Conicet en inmediaciones del Congreso, para exigir cambios en el programa de becas, que culminó con una marcha por la avenida Callao.

A las 17, un grupo de motoqueros cortó la avenida Corrientes, cerca del Obelisco, para exigir mejoras laborales y medidas de seguridad.

Comentá la nota